Raquel Sánchez Silva rumbo a su refugio de paz y tranquilidad

Tras declarar en los juzgados de Plaza de Castilla sobre las circunstancias de la muerte de su marido, Mario Biondo, ante la justicia italiana, Raquel Sánchez Silva se ha marchado a Formentera, su refugio de paz y tranquilidad. La popular presentadora fue fotografiada en Ibiza mientras tomaba un ferry hacia Formentera, donde disfrutará de una de sus mayores pasiones: el buceo. Ya el pasado verano la vimos bañándose y buceando en las cristalinas aguas de la isla balear, encontrando así un pequeño bálsamo para su dolor.

VER GALERÍA



Raquel Sánchez Silva ha tenido que revivir estos días momentos muy difíciles. Se ha cumplido un año del fallecimiento de su marido Mario Biondo, el pasado 30 de mayo, y ha tenido que volver a declarar sobre las circunstancias de su muerte ante la justicia italiana, que reabrió el caso a petición de la familia. La declaración se hizo en los juzgados de Plaza Castilla, de Madrid, un lugar en el que se encontraron de nuevo la presentadora y los padres de su marido, que mantienen una tensa relación desde que se produjera el suceso.


VER GALERÍA



Por todo, el camino de Raquel ha sido especialmente duro. Para recomponerse y mirar hacia delante, se volcó en su trabajo, en escribir -acaba de dar a luz su primera novela, 'Mañana, a las seis', y ahora, también en Matías Dumont. Aunque la presentadora y el empresario argentino se conocieron hace unos meses, no ha sido hasta ahora, que Raquel ha vuelto de Honduras, donde ha presentado Supervivientes, cuando la relación ha tomado forma, según publica esta semana la revista ¡HOLA!

Más sobre: