Verónica Sánchez es Amparo en la serie 'Sin identidad': 'Mi personaje tiene un lado muy oscuro'

La nueva serie de televisión ha tenido bastante éxito de audiencia

¿Qué te ha parecido el éxito de audiencia de Sin identidad?
Imagínate, todos estamos muy felices y con ganas de que siga así y que la gente se enganche a nuestra serie, que nos tiene enamorados. Estoy encantada con mi personaje, Amparo, y quiero seguir haciendo Sin identidad mucho tiempo.

¿Esperabas que tanta gente os siguiera desde el principio?
Quería pensar que iba a gustar porque siempre pensé que teníamos un proyecto muy interesante, pero una nunca se sabe cómo va a responder la audiencia. Por un lado ha sido una sorpresa, pero por otro lado, sabía que teníamos entre manos una serie muy buena. Si no hubiera funcionado, no lo habría entendido.

 

VER GALERÍA



¿Dónde viste el estreno de Sin identidad?
El primer capítulo ya lo habíamos visto porque la productora hizo un pase para el equipo y lo vimos todos juntos antes de que se emitiera. Fue muy emocionante, lo vimos en una pantalla gigante y fuimos testigos del trabajo que llevábamos tantos meses haciendo. Fue muy bonito. Cuando se estrenó en Antena 3 lo vi en casa en casa con amigas, nos tomamos unos vinitos y disfrutamos del primer capítulo.

¿Cómo definirías a tu personaje?
Es una superviviente, es una mujer que ha nacido en un entorno muy difícil y que está bastante sola en la vida, solo tiene a su madre y con ella tiene una relación muy difícil. Se quieren, pero se odian porque Amparo culpa a su madre de no poder tener una vida mejor. Además, Amparo está llena de malos sentimientos, de frustración, de envidia, celos y sobre todo está dispuesta a hacer cualquier cosa para salir de ese hoyo en el que vive, llevándose por delante a quien haga falta. Tiene poca ética y un lado muy oscuro.

Entonces ¿qué tiene Amparo para que aceptaras interpretarla?
Es un personaje muy bonito porque está lleno de matices. A Amparo hay que entenderla, no puedo juzgarla para interpretarla, y es un reto intentar justificarme a mí misma porque es un personaje que obra mal.

¿Cómo está siendo el rodaje de Sin identidad?
Es un rodaje duro porque todos los escenarios son naturales, el plató es un lugar más cómodo, siempre vas al mimo sitio y está todo más controlado. En los escenarios naturales tenemos que hacer desplazamientos de 60-70 kilómetros o a veces más, a las jornadas de rodaje de 11 horas le añades unos grandes traslados. Es un rodaje de batalla, pero nos gusta tanto el proyecto que es todo más divertido. Agradezco rodar en exteriores y en escenarios naturales, se nota en pantalla y a la hora de actuar, porque sabes que todo lo que te rodea es real. Es más incómodo, pero mucho más bonito.

 

VER GALERÍA



¿Qué pensaste cuando te dijeron que Victoria Abril iba a hacer de tu madre?
¡Casi me muero! Probablemente sea uno de los momentos más bonitos de mi carrera poder compartir secuencias con Victoria Abril, el cine español no se concibe sin ella. Es una profesional como la copa de un pino.

¿Cómo es trabajar con ella?
No me la imaginaba de una manera tan cercana ¡es Victoria Abril! Cuando llegó parecía que nos conocía de toda la vida y es una compañera más. Sobre todo es un cañón de emociones, te bombardea de ideas y tu trabajo crece y crece en cada toma que haces con ella. No para de inventar y en cada toma añade cosas, disfruta mucho trabajando, creando… Estar con ella es muy inspirador.

¿Qué tal con Megan Montaner y Antonio Hortelano, con los que compartes la mayoría de las escenas?
Tengo mucha suerte porque no solo el personaje es bonito, sino que tengo unos grandes compañeros. Antonio es cariñosísimo y Megan es… ¡para llevártela a casa! Es un talentazo y un encanto de mujer. Más adelante, Amparo tendrá una trama muy interesante con Bruno (Miguel Ángel Muñoz).

¿Qué es lo que más te gusta de Sin identidad?
Me interesa cómo me cuentan lo que me están contando, tiene intriga y me interesa lo que le pasa a María, de dónde viene. Me gusta mucho también la estética de la serie, la luz, las tomas de cámara me parecen arriesgadas y, por supuesto, el guion y los personajes. Pero sobre todo es que visualmente me parece muy potente.

Más sobre: