La última expulsada fue la veterana Churra, que no lograba seguir el ritmo de sus compañeros

Eva González y Jordi Cruz, un momento de relax en Marbella tras rodar 'MasterChef'

El equipo del programa se desplazó a la localidad para grabar una de las entregas del concurso

El concurso MasterChef continúa su andadura entre fogones viajando por media España… y también fuera de ella. Si en el último capítulo estuvieron cocinando las típicas recetas de bacalao en Lisboa, en uno de los siguientes tendrán como destino Marbella. El buen tiempo recibió a concursantes y jurado en la zona costera del Trocadero, donde estuvieron grabando una de las pruebas. Una jornada de trabajo tras la cual tuvieron tiempo de relajarse al sol y así es como se vio a Eva González y Jordi Cruz, compañeros y grandes amigos, que aprovecharon para descansar en unas tumbonas y charlar antes de regresar a Madrid con el resto del equipo. ¿Le contaría Jordi a la presentadora quién es su favorito para ganar esta edición?

 

VER GALERÍA

 

La carrera por hacerse con el título de MasterChef amateur está cada vez más reñida. La veterana del programa, Churra, tuvo que colgar el delantal al verse sobrepasada en las últimas pruebas. Sin mostrar su natural optimismo y alegría, la gallega se vio incapaz de hacer los macarons que sirvieron para elegir a los capitanes de equipo. A pesar de que Jordi trató de que controlara los nervios, no pudo llegar a tiempo con una receta que, en sus palabras, “tenía demasiados pasos”. Esta falta de confianza hizo mella en la concursante.

 

VER GALERÍA

 

En Lisboa se integró en el equipo de Vicky que compitió como capitana contra Mateo. El benjamín demostró que no sólo tiene ganas de aprender sino que tiene madera de líder. Su equipo fue el mejor y, llegado el momento de la prueba final, cuando los jueces le pidieron que colocara en la eliminación al peor miembro de su equipo, él no lo dudó: cogió el delantal negro asumiendo los errores que cometieron, ante el disgusto de Gonzalo, compañero que quiso ponerse junto a él en el grupo de nominados.

 

VER GALERÍA

 

Mateo no le dejó y fue él quien se enfrentó, con bastante acierto al reto de elaborar una degustación de tapas firmadas por Samantha Vallejo-Nágera. Aunque a algunos no les salieron los números, había que cocinar cinco y hubo quien hizo tres o cuatro, la eliminación estuvo entre Churra y Celia, que se pasó parte de la prueba final llorando por la tensión y porque no le salía la salsa holandesa. La vegana se acostumbra poco a poco a elaborar platos con pescado y carne, e incluso a probarlos pero sigue sin cogerles el punto. Como ella dijo, le falta cultura culinaria, ya que hay cosas que nunca ha probado, ¿cómo va a saber entonces hacerlas?

La expulsada fue Churra que no acababa de encontrar su lugar en las cocinas de MasterChef. Ella explicó que se ponía muy nerviosa en el plató, mucho más que en su casa. A sus casi 72 años, dejó a sus compañeros con una lección importante: “Nunca es tarde para tener una meta. Hay que disfrutar de la vida y de todo lo que nos da el día a día”. Apuntado queda.

Más sobre

Regístrate para comentar