Una bailarina casi profesional, una lesión y un 'pato honorífico', menú completo en '¡Mira quién baila!'

La semana que viene comienzan las expulsiones en el concurso

Tantas alabanzas tenían que dar su fruto. Corina Randazzo se convirtió en la flamante ganadora de la nueva entrega de ¡Mira quién baila! Y es que, semana tras semana, su ritmo y sus coreografías han hecho que los jueces se quedaran con los ojos abiertos ante su arte. Por segunda vez se ha hecho con el oro en las votaciones finales sin escuchar más que piropos y ha batido un récord: se ha llevado los 20 puntos del jurado (ha hecho pleno) y un 53% de la audiencia. El esfuerzo sin duda da sus frutos. Corina se ha enfrentado a un baile complicado, la salsa acrobática, y ha dejado a todos boquiabiertos con sus piruetas.

 

nullVER GALERÍA

 

“Eras como un león encerrado al que han soltado y ha ido a comerse todo” exclamó Ángel Corella, algo a lo que Noemí, que por primera vez dio la puntuación máxima, añadió: “Has sido arriesgada al máximo. Has estado extraordinaria”. Norma Duval poco tenía que decir ante esto, pero lo ha hecho. “Lo das todo. Has bailado impresionantemente bien. Has cogido el ritmo y has hecho todas las acrobacias. Te superas día a día”. Y es que, ya se lo han dicho, parece una auténtica profesional. Su premio ha estado destinado al Refugio La Candela, una asociación que busca hogar para animales que sufren abandono o maltrato.

 

VER GALERÍA

 

No sólo ella parece haber nacido con los tacones de baile. Felipe López y Fernando Albizu tampoco se quedan atrás en cuanto a habilidad, aunque Felipe llegó herido a la gala (durante los ensayos se dio un golpe que provocó que le tuvieran que dar algunos puntos en la barbilla). Adriana Abenia, con el Lindy Hop, y Miguel Abellán y Marina Danko con un baile inspirado en Bollywood. Sin embargo, toda cara positiva tiene otra que no lo es tanto. Maribel y Nicolás Vallejo Nágera no alcanzaron el nivel exigido por los jueces y tuvieron que observar cómo sus compañeros pasaban a la final. De hecho la concursante de MasterChef, que en varias ocasiones fue votada como el “pato mareado”, ha sido nombrada “pato honorífico”. Parece que el baile no es del todo lo suyo.

 

VER GALERÍA

 

Esta es la última semana en la que disfrutaron todos juntos sin peligro de expulsión. A partir del siguiente programa comienzan las eliminaciones y es que sólo puede quedar uno. ¿Quién se alzará como el mejor bailarín de la temporada?

Más sobre: