Nicolás Vallejo Nágera desafía al jurado de '¡Mira quién baila!' y gana la gala convertido en Michael Jackson

El ex marido de Paulina Rubio ganó la tercera gala del programa y también se alzó con el título de 'pato mareado'

Nicolás Vallejo Nágera ha hecho lo imposible, ha ganado la tercera gala de ¡Mira quién baila! y a la vez se ha llevado el título de pato mareado, un controvertido premio que ha compartido con Corina, y… ¿cómo lo ha hecho? Pues siendo el favorito del público para lo bueno y para lo malo. Todo los astros se alinearon a su favor y también a su contra pues, a pesar de que el público le eligió ganador con el 32 por ciento de los votos, curiosamente, el 35 por ciento de los que votaron por la aplicación de TVE le eligieron, a su vez como 'pato mareado' de la noche. El jurado por su parte, le dio su bendición y le enfrentó con Corina en el duelo, alzándose ganador más por su vestimenta de Michael Jackson que por su interpretación del Billie Jean.

 

nullVER GALERÍA

 

No contento con esto, Nicolás Vallejo Nágera reto al jurado a Noemí Galera diciéndole: "Un día me gustaría bailar aquí contigo", después de que este le exigiera moverse con mayor soltura. El ex marido de Paulina Rubio donó los 2.000 euros ganados a la fundación Garrigou, dedicada a niños y jóvenes con Síndrome de Down, un tema que le ha tocado vivir muy de cerca son su sobrino Roscón, hijo de su hermana Samantha Vallejo Nágera.

Corina volvió a lucirse sobre la pista y por fin su cara iba acompasada con sus movimientos. La princesa del programa ejecutó un baile disco bastante elaborado y aunque consiguió ablandar el corazoncito del jurado, sobre todo el de El Sevilla y el de Norma Duval, no emocionó al público. "Me engañas. Siempre estás mejor por la noche que en los ensayos. Tu cara ha estado coordinada con los movimientos en todo momento, felicidades" afirmaba Norma.

 

VER GALERÍA



En cuanto a la maña más televisiva, la reportera Adriana Abenia, podemos decir que consiguió que su abuela ganara todas las apuestas que había hecho con sus compañeras de aeróbic. Adriana bailó un chachachá, que logró dejar a Miguel Abellán arrinconado en un lado de la pista, después de haber dejado el listón demasiado alto la semana pasada.

Triplete, eso es lo que ha hecho en nadador Felipe López, quien a pesar de no haber ganado ninguna de las galas ha estado en las tres finales y es que Felipe se lo toma muy en serio y se mueve en la pista como pez en el agua. Primero ha ejecutado un quickstep y después un pasodoble, con el que ha logrado meterse a El Sevilla en el bolsillo. "Para mi modesta y molesta opinión, eres el que mejor bailas de los ocho" declaraba el miembro del jurado.

 

VER GALERÍA



El actor Fernando Albizu volvió a dejar al jurado con la boca bien cerrado, pues cada una de sus apariciones en la pista de baile son brillantes. Albizu ha movido, literalmente, las caderas al son del tema de Seguridad Social, Mi rumba tarumba y ha demostrado una vez más que lleva el ritmo en las venas.

 

VER GALERÍA



Marina Danko, por su parte, ha vuelto a tirar de elegancia, cuando en esta ocasión se le pedía sensualidad, algo que le ha hecho colocarse en la última de la fila, con la signatura pendiente de ser un poco más atrevida. La reina de las alcachofas por su parte, la concursante de MasterChef, Maribel, se colgó el cartel de perezosa y su un quickstep no convenció ni al jurado ni al público ni a ella misma, pues debe tomarse más en serio los ensayos si quiere destacar en alguno de los bailes. ¿Será la gala 4 la de la cocinera de de Benicarló?

Más sobre

Regístrate para comentar