Y el 'pato mareado' de ¡Mira quién baila! es...

El torero Miguel Abellán fue elegido como el concursante con menos ritmo de la noche

No faltó de nada. Entre patos mareados y habilidades ocultas para la danza, ¡Mira quién baila! arrancó motores de nuevo para deleite de los apasionados de este arte. En esta edición habrá varias novedades. Una de ellas es que cada noche se elegirá a un ganador, que donará el dinero del premio a la ONG de su elección, y un “pato mareado”, es decir el que demuestre menos ritmo y gracia al bailar. Un “dudoso” honor que es el que más risas levantará seguro, ya lo hizo en esta ocasión, cada noche. Además no se expulsará a los participantes así que todos seguirán bailando hasta la final, que será cuando se decida quién es el vencedor absoluto. Se trata de comprobar los progresos que van haciendo a lo largo del tiempo en los distintos retos que les planteen, que serán muchos.

 

 

En este estreno, a Nicolás Vallejo-Nágera se le notaba un poco nervioso por lo que no logró la perfección en el rock conocido como El secreto de las tortugas. El mismo ritmo intentó Maribel, de MasterChef, mientras que Corina debutó con una salsa. Miguel Abellán también se atrevió con este baile latino y Marina Danko con el elegante tango, igual que Felipe López, demostrando ambos su porte. Adriana Abenia por su parte se movió al compás de Blame in to the boogie, dejando boquiabierto al jurado con su gracia. Pero el que más aplausos escuchó fue Fernando Albizu. El actor y su espectacular movimiento al son del Gangnam Style logró el favor del público, que con el 45 % de los votos le proclamó vencedor. “Les sorprende que un tío grande y gordo se mueva tan bien” comentó con simpatía.

 

nullVER GALERÍA



“Yo pensé que ibas a ser el tronco de esta edición. Te iba a defender por solidaridad entre gorditos” le espetó El Sevilla, uno de los miembros del jurado. Y es que el buen humor fue el protagonista de las valoraciones de los jueces, entre los que se encuentran además Norma Duval, Ángel Corella y Noemí Galera. “Si piensan que el jurado se va a dejar sobornar, tenemos que decir que sí”, otra de las frases de El Sevilla tras el regalo, una empanada, que les hizo Corina. “A mí me ha encantado. Tienes una elegancia natural que va perfecta para el tango” concedió Corella a Marina Danko. Y es que quién más y quién menos se llevó un “toque de los profes”.

 

VER GALERÍA



Hubo ganador, pero también hubo un experto en “arritmia”. El torero Miguel Abellán fue elegido el más patoso por sus compañeros…y ¡por él mismo!. “Me voté a mí mismo. Soy así de legal” se carcajeó. “Me río de mí mismo. Mi profesión es muy seria, de las más serias del mundo porque nos jugamos la vida, y yo fuera del ruedo intento ser un tío normal” dijo luego.

 

 

 

Sergio Dalma inauguró además las actuaciones de artistas reconocidos. Si algo quedó claro es que con ¡Mira quién baila! nos lo vamos a pasar muy bien.

 

VER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar