Raquel Sánchez Silva recibe una 'dulce' sorpresa de sus compañeros por su cumpleaños

Presentó el arranque del espacio 'Deja sitio para el postre' y espera, según dijo, la 'llamada de la selva' para un nuevo 'Supervivientes'

Un cumpleaños muy dulce. Raquel Sánchez Silva ha celebrado su 41 cumpleaños de la mejor de las maneras, con una tarta y un ramo de flores. Raquel ha presentado el arranque del programa Deja sitio para el postre, en el que han sido seleccionados 18 concursantes que lucharán por convertirse en el mejor de los reposteros de nuestro país.
El maestro repostero alicantino Paco Torreblanca actuará como "gran juez" en un nuevo espacio que sigue la estela de éxito de los programas de gastronomía, un género que "es tendencia" y ahora tiene "un brillo especial", tal y como ha explicado la presentadora.

nullVER GALERÍA


Sánchez Silva confía en que este formato enganche a una audiencia aficionada a los formatos de cocina, con un postre "que nadie ha probado ni visto". Durante la presentación, a Raquel la han sorprendido con una tarta hecha especialmente para ella en la que se podía leer “Feliz cumpleaños” y un gran ramo de flores. “Graciassss. Ha sido precioso!!” ponía luego en las redes sociales. Raquel, que no ha querido responder a ninguna pregunta relacionada con su vida personal, después de que su marido, Mario Biondo, falleciera el pasado mayo, compaginará este espacio con La incubadora de negocios y está "en espera de la llamada de la selva" para un nuevo Supervivientes. Señaló que Paco Torreblanca ha sido para ella "todo un descubrimiento" por su forma de hablar a los concursantes en sus clases magistrales.

 

VER GALERÍA



La presentadora cacereña se confesó "feliz por poder seguir trabajando" y afirmó que de esta forma los días se le pasan "volando". Torreblanca explicó por su parte que el espacio le entusiasmó desde el principio, porque "por primera vez se podía hablar de repostería en televisión para divulgar y enseñar", un arte con mucho de alquimia, en la que todos los ingredientes deben ser exactos, porque, "como ocurre en una obra de Mazart, si algo falla, todo se desmorona". El repostero alicantino confía también en contar con una buena audiencia con este cóctel de "creatividad y enseñanza" que ofrecerá el programa de repostería, un mundo que ofrece además "unas posibilidades cromáticas" que no se suelen ver en este tipo de espacios.

 

VER GALERÍA



En la búsqueda del mejor repostero aficionado de España, que ganará 30.000 euros y un curso de repostería en la escuela de Torreblanca, éste contará con la ayuda de tres mentores: Sergi Vela, profesor de la Escuela de Hostelería y Turismo de Barcelona; Amanda Laporte, chef y presentadora en Canal Cocina, y David Pallás, campeón de la Copa de España de Pastelería. Cada uno de estos coaches reposteros tendrá a su cargo a seis concursantes, entre los que se incluye desde un cocinero que se ha aburrido de hacer paellas o un joven de 19 años que es alérgico a la harina, pasando por profesionales de lo más variopinto, como una paleontóloga o una extorpedera en un submarino de la Marina española.

 

nullVER GALERÍA



"Estamos muy orgullosos de innovar en televisión", ha afirmado Sergi Vela, mientras Amanda Laporte ha destacado la intensidad de los "vínculos" que están creando los reposteros profesionales con los concursantes. Cada grupo se enfrentará a diversas pruebas, comenzando por una de tipo creativo, que en el estreno de mañana consistirá en preparar una tarta gigante para 500 niños que acuden al circo. Los dos equipos medirán sus fuerzas en una nueva prueba, la del sabor, frente a un grupo de expertos, y los dos candidatos últimos se jugarán la expulsión en un cara a cara, aunque Paco Torreblanca siempre tendrá la última palabra para salvarlo y expulsar a otro que considere que no está aprovechando las enseñanzas del programa.

Más sobre: