Marcus Logan, enamorado de Sira en 'El tiempo entre costuras', acapara la atención en el penúltimo capítulo de la serie

Peter Vives, actor que encarna al personaje, define a este como 'una persona valiente y fiel a sus ideales'

Tras el parón navideño, vuelve una de las series que han arrasado en audiencia esta temporada. El tiempo entre costuras encara sus últimos capítulos con la tensión de saber qué pasará con Sira y su aventura portuguesa. ¿Logrará desenmascarar a Da Silva? Reaparece además en la vida de la costurera, Marcus Logan, el periodista británico que le robó el corazón en Marruecos y que ahora está en peligro. Peter Vives encarna a este personaje valiente, dispuesto a arriesgar su vida por Sira.

¿Cómo definirías a Marcus, tu personaje en El tiempo entre costuras?

Es una persona fiel a sus ideales, valiente, capaz de controlar sus emociones, pero que en ocasiones se guía por ellas.

 

nullVER GALERÍA



¿Qué fue lo que más te cautivó de él cuando te llegaron los guiones?
Que pasa por muchos estados durante los capítulos en los que aparece, también su personalidad y la acción que vive.
¿Recuerdas la secuencia en la que Marcus aparece por primera vez en la serie?
Recuerdo que en la primera escena en la que sale, Marcus viene de la guerra y utiliza un palo para apoyarse porque está herido. Ese palo no aguantaba mi peso y se rompió, entonces me dijeron “tu haz como si te apoyaras” (risas). Fue un poco complicado y casi me voy al suelo más de una vez (risas).

¿Cómo te viste con el vestuario de la serie?
Muy bien, en esa época se vestía muy bien y casi todo el mundo iba en traje. Marcus iba con ese punto de elegancia inglés. Estaba muy a gusto con el vestuario de mi personaje.

 

VER GALERÍA



¿Te quedaste con algo de recuerdo del rodaje?
Ojalá, y en casi todos los rodajes me llevo algo de recuerdo, pero en El tiempo entre costuras no me dejaron. Por ejemplo, en el capítulo de Lisboa, Marcus siempre va con una bufanda que dio un poco de guerra en el rodaje y me gustaba mucho.

¿Cómo recuerdas el rodaje en Marruecos?
Muy bien, poco a poco nos fuimos conociendo todos los actores y fue un comienzo por la puerta grande. Los días que no grabábamos podíamos hacer turismo, excepto Adriana porque era la que más grababa, y es que ser personaje secundario en Marruecos o en Portugal es un chollo porque puedes conocer un montón de sitios o ir a comer a los lugares más típicos.

¿Habías estado en Marruecos antes de grabar la serie? ¿Y has vuelto desde entonces?
No, nunca había ido, y tampoco he vuelto (risas), pero tengo intención, aunque iría a otros sitios como Marrakech o Casablanca porque Tetuán ya lo conozco. Marruecos me dejó fascinado y tengo ganas de volver.


VER GALERÍA


¿Cuál es tu mejor recuerdo del rodaje de El tiempo entre costuras, tanto en Tetuán como en Lisboa?
El estar con todos los compañeros de rodaje y el equipo de la serie. Lo malo de esta profesión es que conoces a mucha gente y compartes un montón de cosas con ellos durante unos meses, pero cuando acabas, cada uno vuelve a hacer su vida, pero así es esta profesión.

¿Sigues en contacto con el resto de compañeros de reparto?
Con alguno sí, hace poco estuve en Madrid y quedé con Carlos Santos y ¡como si no hubiera pasado el tiempo! Pero con la mayoría mantengo contacto por teléfono con algún mensaje que otro.

¿Te leíste antes el libro que los guiones o viceversa?
Me leí el libro antes que los guiones porque tuve tiempo entre el segundo casting y el definitivo, en el que nos confirmaban si nos cogían o no. El director nos preguntó si nos habíamos leído el libro y yo no lo había hecho, lo hice inmediatamente (risas) y los guiones me llegaron después.

¿Pensabas que se podía parecer tanto la serie al libro?
Sí, sabía que María Dueñas había dado el OK al proyecto y que no permitiría muchos cambios, y si su escritora está detrás… Los cambios que hay están autorizados por ella y no estábamos preocupados.

Más sobre: