Javier, uno de los cuatro mosqueteros de 'Top Chef', se queda a las puertas de la final

Un paseo por la gastronomía internacional acabó con los cuatro mosqueteros de Top Chef. El concurso cuenta ya los días para llegar a la final y sólo quedan cuatro en la competición. El repescado Jesús Almagro fue el absoluto triunfador de la noche. Con fuerzas renovadas tras regresar a la competición fue el mejor en la primera prueba, elaborar unas piezas de sushi reinventando un plato típico español. Su premio fue repartir los platos o más bien el tipo de cocina que tendría que elaborar cada uno de sus compañeros. El reto era cocinar para turistas de Estados Unidos, India, México, Italia y Noruega y hacer una cata en el mercado de San Miguel, Madrid, para que estos eligieran el mejor plato. Se trataba de escoger de entre la gastronomía del país la comida más representativa para sorprender a los comensales.

 

nullVER GALERÍA



Begoña hizo un plato de curry de pollo y arroz basmati para conquistar los paladares hindúes, mientras que Javier Estévez cocinó una hamburguesa especial para los americanos. Jesús se atrevió con un plato de salmón ligeramente ahumado, Miguel con una pasta con una mezcla de salsas, boloñesa y carbonara, y Antonio Arrabal con una especie de taco de cochinita pibil. Jesús volvió a arrasar. Sus compañeros comentaban fuera de cámara que su salida del concurso le había ayudado a regresar más tranquilo, más centrado, más relajado, cualidades que a ellos ya les faltan después de tantas semanas de tensión.

 

nullVER GALERÍA



Cuando Begoña, Miguel, Antonio y Javier se vieron en la prueba final, las emociones se desbordaron. Temiendo el momento de despedir a uno de sus grandes amigos y apoyos en el concurso, Begoña no pudo evitar las lágrimas. La piña estaba a punto de romperse, aunque sabían que tarde o temprano llegaría ese instante. Guiados y aconsejados por Sergi Arola, tenían que reinterpretar una tapa típica española y convertirla en un plato de cinco estrellas.

 

VER GALERÍA

Dicho y hecho. Begoña con su gazpacho de manzana verde, Antonio con su ensaladilla deconstruida y Miguel con su pulpo se libraron de la expulsión, pero Javi "patinó" con su versión del bocadillo de calamares. Y él lo supo. “Mi expulsión ha sido justa y por eso estoy aquí”. Los nervios y la tensión aumentan… ¿Quién será el ganador?

Más sobre

Regístrate para comentar