Jesús Almagro, repescado para la recta final de 'Top Chef': 'El que cometa menos fallos se llevará el triunfo'

Una repesca muy reñida. Los cuatro finalistas de Top Chef pensaban que se disputarían ellos solos el premio, pero se equivocaban. El concurso les deparaba una sorpresa: uno de sus antiguos compañeros regresaría para medirse con ellos en las últimas pruebas. Antonio Arrabal, Javier, Miguel Cobo y Begoña se convirtieron en jueces para valorar los platos de sus excompañeros y sus tres elegidos se enfrentaron en la prueba de fuego: elaborar aquellas recetas por las que fueron expulsados. El ganador fue Jesús Almagro, ¿han recuperado al rival más peligroso?

¿Por qué decidiste presentarte al casting de Top Chef?
Me lo tomé como un reto personal, tenía ganas de competir conmigo mismo, necesitaba conocer hasta qué punto puedo ser competitivo y analizar, a través del resultado, cuáles son mis lagunas y mis virtudes.

¿Cuál ha sido la prueba más dura a la que te has enfrentado en el programa?
La verdad es que la más dura, sin duda, fue la prueba en la que resulté eliminado, la cata a ciegas.

 

nullVER GALERÍA

¿Qué sentiste cuando te expulsaron?
Tristeza, decepción por no haber conseguido mis expectativas.

¿Y cuándo volviste al programa?
Gran alegría y orgullo. Lo importante que es darse cuenta de los errores y cómo se pueden reparar estos con esfuerzo.
¿Quién es tu favorito para ganar el programa?
Para mí a estas alturas cualquiera es favorito, el que cometa menos fallos se llevará el triunfo, seguro.

¿Crees que alguna de las expulsiones, tanto la tuya como las de tus compañeros, ha sido injusta?
Jamás pondré en tela de juicio las decisiones de los miembros del jurado, bastante difícil es su tarea de por sí. Considero que todas las expulsiones se justifican en base a los criterios del jurado y en eso consiste el concurso.

 

VER GALERÍA

¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de tu paso por el programa hasta ahora?
Lo mejor ha sido la gran experiencia vivida pues, como he dicho antes, he cumplido con la intención que tenía al presentarme al casting, me he conocido un poco más. Hasta ahora, ¡no hay nada peor!

¿Cómo definirías, brevemente, a Susi Díaz, Alberto Chicote y Ángel León?
Grandes personas, grandes profesionales y una referencia en el panorama gastronómico español, pero, sobre todo, amigos.

¿Son tan duros como parece?
No, son exigentes y cumplen con el perfil de jurado que pide el nivel del programa.

¿Te reconoce la gente por la calle?
¡¡¡Sí!!! ¡¡¡Qué vergüenza!!! (risas), me lo tomo como una anécdota.

 

VER GALERÍA

¿Recuerdas alguna anécdota que te haya pasado con espectadores del programa?
Hay espectadores que me saludan como si me conocieran de toda la vida. Las primeras veces me quedaba pensando: ¿de qué conozco yo a este señor?, hasta que descubrí que la tele da esa cercanía y esa confianza, y que realmente creen que te conocen. En general, la gente es muy respetuosa y nunca me siento incómodo.

¿Siempre quisiste ser chef?
No, pero desde el momento en que descubrí que me encantaba cocinar ya no he querido dedicarme a otra cosa. Esto engancha.

Más sobre: