Raquel Sánchez Silva: 'Me hace mucha ilusión volver a la televisión tras este descanso de unos meses'

La presentadora regresa a la pequeña pantalla con el programa 'La incubadora', que se emitirá en Cuatro

Con una gran sonrisa y vestida de blanco y verde esperanza, así ha presentado Raquel Sánchez Silva el nuevo programa de televisión La incubadora, con el que el próximo lunes regresa a la pequeña pantalla de la mano de Cuatro y 60dB, la productora de Risto Mejide. "Me hace mucha ilusión regresar después de este descanso de unos meses con un programa dedicado a los sueños, que ayuda e inspira a la gente a intentar convertir en realidad sus sueños", contaba.

 

nullVER GALERÍA

 

La presentadora vuelve a la televisión seis meses después del fallecimiento repentino de su marido, Mario Biondo. En este tiempo ha estado arropada por su familia y amigos y poco a poco ha ido recuperando su vida y volviendo a la rutina después de este duro golpe: “En situaciones límite descubres que todos somos más grandes de lo que pensamos”, decía el pasado mes de junio en su reaparición ante los medios.

 

VER GALERÍA

 

En este programa Raquel vuelve a trabajar como reportera y cuenta que le ha “recordado a sus inicios en los informativos”, después de haber trabajado como presentadora de varios concursos de aventura como Expedición imposible, Perdidos en la tribu o Supervivientes. Este primer programa emitirá como efecto "llamada" a nuevas propuestas y se relanzará en las próximas semanas. Raquel acompañará y aconsejará a los emprendedores en todo el proceso de su aventura empresarial, desde el principio de su idea y sus debates familiares, a la búsqueda de financiación, pasando por las "trabas" administrativas que están "frenando" a estas personas. "Queremos averiguar si el emprendedor está amparado como debería estar, que al final haya una reflexión sobre este tema", ha añadido la presentadora.

Pero no es su único proyecto en televisión, ya que también está trabajando en el concurso de repostería Deja sitio para el postre, que ya está en fase de producción, un esfuerzo que la tiene ocupada "los siete días de la semana", como ha contado. Y añadía: "Me encantaría que las semanas fueran de ocho días para trabajar más".

Más sobre: