Rosario, Malú y Antonio Orozco se estrenan como 'ladrones' en 'La Voz'

Han comenzado las batallas en La Voz y con ellas los momentos más difíciles para los coaches. La emoción, los nervios y las despedidas a medias… ¿y por qué a medias? No es que el presentador cortara el discurso del elegido para abandonar el espacio sino que el jurado tenía la posibilidad de repescar y por tanto robar un concursante a un compañero. Los cuatro “ladrones”, atentos a cualquier talento que estuviera a punto de salir por la puerta, aprovecharon los consejos de sus asesores y ejercieron su derecho (pensándolo bien claro, porque sólo pueden robar dos concursantes), dejándonos momentos para el recuerdo.


nullVER GALERÍA


Rosario, asesorada por Coti, enfrentó a Estela Amaya y Trinidad Amador con un tema de Alejandro Sanz, Cuando nadie me ve. La coach lo pensó y lo pensó antes de descartar a Trinidad. “Os doy las gracias por la oportunidad que me habéis dado pero ahora mismo tengo el alma rota” comenzó la concursante. Sin embargo, el sonido del pulsador que tocó Malú para llevársela a su equipo le devolvió la ilusión. Sin dudarlo, lanzó sus zapatos al suelo y corrió por el escenario para abrazar a su nueva mentora. El gusto personal de David Bisbal, asesorado por Cali & El Dandee, le llevó a escoger a Álex Escribano, después de que este interpretara Crazy, de Aerosmith, con David Velardo. El segundo se veía ya con un pie fuera del programa hasta que Antonio Orozco, con rapidez, le ha escogido. “Desde que te vi, supe que tenías algo especial dentro” le ha dicho y David no ha dudado en agradecérselo. “Prometo trabajar con él igual que con Bisbal o incluso mejor”.


VER GALERÍA


Malú lo tenía complicado con sus dos copleros. Marcos Galindo y Silverio Belmonte la “mataron con lo bien que lo habían hecho” poniendo todo su talento y energía en el tema Se nos rompió el amor, de Rocío Jurado. “Hacéis que hoy me vaya a mi casa triste por perder a uno de los dos pero feliz por la batalla que acabo de disfrutar. Por la evolución que ha tenido, me voy a quedar con Silverio” dijo ante la atenta mirada de su asesor Carlos Vives. Cuando estaba bajando del escenario, Marcos se ha dado cuenta de que Rosario había pulsado para quedárselo y, en un gesto espontáneo, la ha levantado en volandas y ha dado unas cuantas vueltas para agradecerle su confianza. El único que no ejerció su derecho a robo fue David Bisbal que, de momento, sigue con su equipo intacto (excepto los eliminados, claro).

 

VER GALERÍA



Los otros duelos se saldaron de la siguiente manera. Jaume y Andrea cantaron La tortura, de Alejandro Sanz y Shakira, y Orozco, ayudado por Juan Magan, se quedó con Jaume. Cassandra y Mandy interpretaron Mamma do, de Pixxie Lott, y Malú se quedó con la segunda. Me & Mrs. Jones fue el tema que cantaron Tina y Roberto, un duelo que David Bisbal juzgó que había ganado Tina. Dos líricos, Estíbaliz y Jordi se enfrentaron con Somewhere, del musical West side story, un duelo que ganó Jordi. Luciano y Marta se encontraron frente a frente con Just give me a reason, de Pink, pero la dulzura de Marta no pudo con la fuerza de su compañero y Malú le escogió a él. Rosario se quedó con Idoia tras cantar esta con Odette el tema Eye in the sky. “No puedo descartar lo que es la música, cuando te llega alguien, cuando tiene una voz de ángel y hay un angelito dentro de ti” le dijo Rosario. Nowi y Nacho prepararon el tema de Madonna Like a prayer y Orozco, aunque se lo pensó mucho, acabó escogiendo a la joven catalana. Y el último duelo, Yoio y Sandra que cantaron Chain of fools de Aretha Franklin se lo pusieron complicado a Rosario que escogió a la segunda.

 

VER GALERÍA



Todos se ven ganadores y reciben los más valiosos consejos de sus coaches que trataron de hacerles ver que el talento está dentro de ellos y que eso es lo único que necesitan para triunfar. Las batallas seguirán las próximas semanas seguro con buenos datos de audiencia. Aunque El tiempo entre costuras volvió a ganar en el prime time con un 26,9% y 4.987.000 espectadores, La Voz subió en este arranque de las batallas hasta el 25% (la pasada semana se había quedado en un 20,2%) con 3.537.000 espectadores. Isabel sigue siendo la tercera opción del lunes con 2.922.000 espectadores.

Más sobre: