Un vestido de novia, un guateque con Georgie Dann y una lección sobre Maradona, así fue el viaje romántico de 'QQCCMH'

En los viajes de los solteros con su séquito pasó de todo. Ciudades que no convencieron, miedos a volar, interrogatorios maternos, citas reveladoras… y es que el final se acerca y las madres quieren estar seguras de que la elegida es la adecuada. Esa fue la razón por la que Mª Carmen, la madre de Fran, tras pasar un mal rato en el vuelo, se fue con Melania al mercado para conocer sus habilidades domésticas un poquito mejor. “¿Te gusta hacer las cosas de casa?” y es que Mª Carmen está muy preocupada, ella quiere una mujer que cuide bien a su hijo, así que cuando la joven le contestó que las tareas del hogar se harían a medias (ella no quiere ser como el mayordomo de la serie El príncipe de Bel Air), su cara lo dijo todo. “Melania no sabe comprar, no sabe. Y, para comprar, hay que saber”. Una decepción más para esta señora de su casa que sólo quiere que su niño, su Fran, encuentre a una buena chica. “Con la mano en el corazón, no me gusta ninguna de las dos chicas”. Y es que tampoco Houda, la gran favorita del militar, es de su agrado. “Budapest es muy parecido a Roma, ¿verdad?” le ha dicho esta a su soltero a orillas del Danubio.


nullVER GALERÍA


Un comentario igual de chocante a los de Andrea, la Paris Hilton de Víctor, a la que no le ha gustado demasiado su visita a Francia. Demasiada vegetación y un queso sin nada especial, “como el que compro en el Mercadota” dijo, dejó a la joven decepcionada con su paseo en bici por Poitiers con su futura suegra. Más suerte tuvo Rebecca, que está cada vez más cerca de conquistar el corazón de Víctor, que demostró de nuevo su amor por los cómics imitando a Spiderman en un parque cerca de Futuroscope. ¿El inconveniente de hacer piruetas sin el atuendo adecuado? Que acabas con un desgarrón en los pantalones… “Son experiencias que luego recordaremos con nuestros hijos” comentó una soñadora Andrea.

 

VER GALERÍA

 

Un cumpleaños en Ibiza, playas de ensueño… Roi tiene todo lo que puede pedir y además se llevó a tres concursantes y no dos, como el resto de solteros, al viaje romántico. Repartió su tiempo entre todos, mientras su madre Belén ejercía de paño de lágrimas de los que se quedaban en el hotel. Edgar no sabe qué hacer y es que tal vez es el que más está sufriendo de todos. ¿Me quiere o no me quiere? se pregunta como si deshojara una margarita.

Más animado fue el viaje de Alexis y su padre Armando con Xío y Valeria. Mientras el joven Alexis brindaba con un buen vino con Valeria, a la que está empezando a coger cariño, Armando montó un guateque para Xío. “Esta chica no tiene ritmo” comentó el empresario mientras la joven trataba de enseñarle la música que se baila hoy en día. Y es que Armando desplegó todo su arte para moverse al son de Geogie Dann, una habilidad más junto a la de cantar, que muestra siempre que tiene ocasión. Lo mismo que su hijo Alexis, que se ha empezado a hacer un hueco en el corazón de la seria Valeria. ¿Cuál será la elegida? 

 

VER GALERÍA



Leo le dio a María una lección de cultura argentina. “Me molesta que Leo hable más de Maradona que de mí” explicó esta. Y es que a la joven concursante le gusta mucho el soltero, que se debate entre Marta y ella y cada vez lo tiene menos claro. Parecía que su corazón pertenecía a Marta, pero una cita con María le ha dado qué pensar. Marta es una chica dura, pero sabe perdonar. Tras la cita de Leo y María, se enfadó un poco pero decidió darle otra oportunidad a su enamorado. Su sueño es casarse de forma tradicional, con un gran vestido y, ni corta ni perezosa, se fue con su suegra Silvia a probarse algunos. Cuando se vio vestida de blanco, no pudo contener las lágrimas. “Parezco un pastelito” dijo sin embargo. ¿Eso es bueno o estará cambiando de idea y planeará otro tipo de enlace? ¿Será con Leo? El final de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? está cada vez más cerca.

Más sobre: