Bárbara Amorós, 'Top Chef': 'Suelo apreciar las críticas constructivas y al resto no le doy importancia'

Es una de las cuatro mujeres que consiguió una oportunidad en Top Chef y, tras la expulsión de una de ellas en el primer programa, una de las que sigue luchando por hacerse un hueco entre los mejores de la cocina. Bárbara Amorós es de Valencia y tiene 43 años. Es la propietaria y chef del catering Bárbara te cocina y su objetivo es tener su propio programa de cocina. Durante el concurso, ha sido muy criticada por sus compañeros y por los jueces que la semana pasada le pidieron que no hablara tanto en la cocina. ¿Habrá moderado sus charlas, se habrá ganado el favor de los otros concursantes?

¿Por qué decidiste presentarte al casting de Top Chef?

He sido seguidora del formato americano del programa que conocí trabajando como executive manager de los restaurantes Sala One Nine y Sala Hudson en Nueva York. Así que cuando supe que se emitiría en España me apetecía demostrar mi creatividad culinaria en un programa tan dinámico y exigente como Top Chef.

 

nullVER GALERÍA



¿Cómo llevaste las críticas que te hizo Hung Fai en el tercer programa?

Suelo apreciar las críticas constructivas y al resto no le doy importancia. Mi experiencia y estudios me avalan.

¿Y la frase de Ángel León de "me pareces una persona alegre pero hay que callarse la boca y cocinar"?

Top Chef es un concurso que te somete a una gran presión y estrés. Es posible que influyera en mi actitud, pero esto no me resta profesionalidad y en cualquier caso, pienso que era generalizado.

 

VER GALERÍA



¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de tu paso por el programa?

Lo mejor es haber conocido de cerca a muchos de los mejores cocineros del mundo. Ha sido un placer aprender de sus excelentes consejos. Además, escuchar de algunos de ellos sus felicitaciones es todo un honor. Lo peor, quizá tener que desarrollar el trabajo sometida una gran presión.

¿Sigues en contacto con algún compañero del programa?

Sí, sigo en contacto, especialmente con Vicente, pero fuera del concurso creo que todos nos apreciamos, ha sido una experiencia muy positiva.

¿Cómo definirías, brevemente, a Alberto Chicote, Ángel León y Susi Díaz?

Son grandes profesionales y excelentes personas. Chicote es arrollador y tiene un gran corazón. Susi es pura delicadeza en lo profesional y en lo personal. Ángel es muy auténtico y tiene la gracia del sur. Han sido un referente esencial para mí en el programa; los admiro, son duros pero emotivos. Ha sido muy gratificante que los tres me reconozcan como profesional.

¿Cuál fue tu plato estrella en el programa?

Para mí fue la tapa de cecina rellena de frutas, por la originalidad de su presentación y también el tartar de atún por la técnica utilizada, esto es hasta lo que se ha visto en el programa…


VER GALERÍA


¿Y fuera del programa cuál es tu plato estrella?

Es muy difícil elegir, quizá los platos que elaboro con pescado y fusiono con toques orientales. En mi catering tiene mucho éxito la merluza con gambas marinadas con lemon grass, jengibre, y cocinada con leche de coco y fondo de crustáceos. También los platos de cocina india, cocina china, japonesa y mexicana… que los bordo. Por supuesto los clásicos de cocina francesa, ya que soy Licenciada en Le Cordon Bleu de París y es una base muy fuerte.

¿Cuál es tu plato favorito?

Amo la cocina y en general disfruto con todos los platos. Pero si tuviera que elegir… como buena Valenciana cualquier arroz que este bien hecho. Que no es fácil.

¿Y el plato que no te gusta nada?

Me gusta todo en general, soy una lima comiendo.

¿Siempre quisiste ser chef?

Empecé a cocinar con 14 años por hobby, en casa y para los amigos. Desde siempre quise ser una profesional de la cocina lo tuve claro desde muy joven.

¿Crees que está de moda la cocina en televisión?

La cocina española está reconocida en todo el mundo y gracias a nuestros grandes cocineros los medios de comunicación se interesan de una forma destacada por nuestro sector. Con ello ha surgido este fenómeno de programas culinarios que actualmente están de moda. Y me parece fenomenal porque es una forma de acercar nuestra profesión a los comensales y sacar del anonimato a muchos profesionales.

Más sobre: