Tiro al blanco con un bolígrafo y una hipoteca... todo vale para conseguir al mejor concursante en 'La Voz'

“Con esa voz, yo te daba una hipoteca para una casa o para dos”. Estos fueron algunos de los comentarios que se escucharon en el plató de La Voz durante el último programa de audiciones a ciegas. Los equipos de los coaches están a punto de completarse, pero aún quedan algunos huecos que llenar la próxima semana. De momento parece que están todos contentos con sus elecciones y es que en esta nueva gala hubo alguna pelea que otra por conseguir ese artista con mayúsculas al que llevar a la gloria. Sin embargo no es que los jueces se lleven mal es que a veces simplemente pierden un poco los nervios como Rosario que, harta de la insistencia de Antonio Orozco por conseguir a un concursante, le tiró un bolígrafo. Pero con cariño, claro.

nullVER GALERÍA

 

Bisbal sumó a su aventura a Susana Ruiz, que les ha dejado boquiabiertos con la canción Halo de Beyoncé, y Álex Escribano, un arquitecto que se quedó en paro por la crisis y que quiere dar un giro a su vida. Inma Herrera fue la que provocó el arranque de Rosario y su 'tiro al blanco' con el bolígrafo, pero en lugar de escoger a Orozco o a ella se quedó con Malú. Lo mismo hizo Martín Bueno, con su voz “gruesa” como definió la coach, y Lydia Lauren, una inglesa afincada en las Islas Canarias que tal y como contó ha llegado a cantar para la mismísima Isabel II. “Llevo toda la vida luchando por ser cantante, ya me tocaba” comentó Agustín Tirado que provocó una batalla a cuatro bandas. Rosario, Malú, Antonio Orozco y David Bisbal pujaron por el concursante que escogió a Orozco. 

 

VER GALERÍA



Los nervios le jugaron una mala pasada a Nowi García, pero no se notó ya que su bolero Contigo en la distancia logró encandilar a Antonio.”Menudo equipo tengo, vamos a ganar La Voz”. Y es que a la siguiente concursante, Sandra Morales, es la que en palabras de este se merecía una hipoteca o dos, tanta es la confianza que tiene en estos artistas. “Ya estás en mi equipo, olé, olé y olé” le dijo Rosario a Ana Ortega tras escuchar su Can’t take my eyes off of you. Su madre era fan de Lola Flores así que estaba claro que Cissy elegiría a Rosario. Esta cubana dejó durante algún tiempo la música pero ha retomado con fuerza su pasión y está dispuesta a llegar a lo más alto. Rosario añadió un tercer nombre a su lista, de nuevo gracias a uno de sus impulsos. Gonzalo Alcaín la convenció con The way you look tonight. “Gonzalo ya eres mío. Sé que pasáis muchos nervios, pero creo que puedo hacer mucho contigo porque tienes una voz muy bonita con muchos matices” le dijo antes de darle un gran abrazo.

 

VER GALERÍA



Alegría para los elegidos y disgusto para los que se quedan en el camino. Raúl Pulido es un amigo de Antonio Orozco, pero este, aunque conoce su gran talento, no apostó por él. Ninguno se dio la vuelta. “Nunca te hubiese imaginado, estoy más nervioso que tú” dijo Antonio. “Me quedo con la experiencia y con la gente que he conocido” dijo el aspirante. Más tarde Orozco destacaba de él que “toca la guitarra increíble, nunca me lo hubiese imaginado en esa tesitura". “Esto es La Voz, se demuestra que no hay ni trampa ni cartón, son situaciones muy complicadas para quien canta y también para los que escuchamos. Estoy triste” dijo. Iago, Reme, Carla, Alexandra… ellos se quedaron a las puertas de lograr su sueño, pero seguirán luchando por alcanzarlo.

La Voz sigue anotando buenos datos de audiencia con un 24,5%, frente a los 18,5% de Isabel. De nuevo logró hacerse con el minuto más visto del día, a las 23.32 horas, con un total de 4.724.000 espectadores y un 25% de cuota de pantalla.

Más sobre: