Paños de lágrimas, nervios en ebullición y un corte a destiempo… Así fue el estreno de 'Top Chef'

Preparados, listos… ¡A cocinar! El estreno anoche de Top Chef no tuvo desperdicio. Conocimos a los 11 aspirantes a convertirse en el mejor cocinero profesional del país y vimos como se desenvuelven o se "pelean" entre los fogones. Los nervios fueron el ingrediente principal de cada uno de los platos y hubo algunos que supieron canalizarlos de manera muy positiva y otros que acabaron tirando todas sus posibilidades por el desagüe.

 

nullVER GALERÍA



Alberto Chicote, Susi Díaz y Ángel León, son los tres reconocidos chefs encargados de lidiar con estos 11 concursantes e intentar que sus platos se conviertan en auténticas creaciones dignas de los paladares más exigentes.
La primera entrega del reality se convirtió en el casting final, 15 cocineros experimentados se metieron en la cocina para ser juzgados por sus recetas, distribuidos en tres grupos, capitaneados respectivamente por los miembros del jurado. Susi quiso que sus “alumnos” le cocinaran un arroz, Chicote les puso a prueba a los concursantes con una pintada y Ángel, denominado como el ‘chef del mar’, lo hizo con el pescado. Tras probar los platos e ir descartando a algunos concursantes fueron Antonio Canales, Bárbara, Arrabal, Begoña, Elisabeth, Hung Fai, Borja, Miguel Cobo, Javier, Jesús e Iván los que consiguieron los cuchillos.

VER GALERÍA

 

Eduardo, Enrique, Erika y Vicente colgaron el delantal, pues sus platos no convencieron al jurado y vieron como sus posibilidades de conseguir el titulo de Top Chef se esfumaban tal y como vinieron. La polémica de esta primera entrega corrió a cargo del cocinero Enrique Lozano, quien logró sacar de sus casillas a Chicote por su conducta. Enrique se corta preparando la pintada exigida por el jurado y quiere lavar un calabacín impregnado con su sangre y seguir cocinando. Chicote le exige al cocinero de 'Top Chef' que tire el calabacín ya que ha incumplido esa regla de oro en la cocina de tirar la comida con sangre, su actitud lleva a Chicote a expulsa a Enrique directamente del programa.

 

VER GALERÍA



La sensibilidad y las lágrimas corrieron en este estreno a cargo de Bárbara, quien dejó claro lo mucho que le cuesta controlar sus sentimientos dentro y fuera de la cocina. A pesar de su inseguridad a la hora de elaborar un plato, la concursante logró resolver lo exigido por el jurado, aunque no convencer. Le queda un duro camino por delante con o sin paño de lágrimas.

También hubo después, en el debate presentado por Paula Vázquez tras terminar el concurso, un mensaje muy especial para uno de los aspirantes, Antonio Canales, quien se recupera favorablemente en el hospital de un accidente de moto ocurrido días después del rodaje del reality. Antonio ha sido dos veces semifinalista al cocinero del año y ha trabajado con chefs de la talla de Berasategui o de los hermanos Roca. Desde el 2011 lleva la jefatura como chef ejecutivo en la "Finca Fuente Pizarro", donde es la mano derecha de Pepe Rodríguez, propietario de El Bohío.

 

VER GALERÍA



-La dinámica del concurso:

A partir de ahora, cada semana habrá un nuevo eliminado y en cada programa una lucha a contra reloj en tres fases diferenciadas.


La prueba de fuego: Una prueba rápida donde los concursantes tienen que demostrar sus habilidades contrarreloj. Tensión y emoción. Está en juego la inmunidad o privilegios para la siguiente prueba. Suelen contar con Chicote y un Chef invitado como jueces.

La prueba grupal: Los concursantes trabajan por equipos o parejas y tendrán que ponerse de acuerdo. Cocinan en exteriores para un público o colectivo que decidirá con sus votos el equipo ganador. La tensión es extra porque el equipo perdedor se tendrá que enfrentar a La última oportunidad, donde está en juego la supervivencia en el programa.
La última oportunidad: donde el perdedor es eliminado del programa y tiene que recoger sus cuchillos. Pruebas aparentemente sencillas pero que implican una gran dificultad culinaria y donde los chefs tienen que demostrar su conocimiento y talento. Son juzgados siempre por nuestro jurado Chicote, Ángel León y Susi Díaz. En esta prueba a veces se realizan catas a ciegas, es decir probar el plato y decidir quién sigue en el programa y quién no sin saben quién lo ha cocinado. En estos casos, se cuenta con un juez invitado que está con los concursantes mientras cocina.

Más sobre: