Raquel Sánchez Silva vende telas en un mercadillo pero no las pertenencias de su marido

Según ha sabido hola.com, la presentadora está echando una mano en las ventas a una de sus grandes amigas y no deshaciéndose de las cosas de Mario Biondo

Raquel Sánchez Silva se ha convertido en dependienta por unas horas para echar una mano a una de sus grandes amigas. La presentadora de Expedición Imposible se dejo ver el pasado fin de semana en el Museo de Ferrocarril de Madrid atendiendo uno de los puestos del popular Mercado de Motores, famoso por vender artículos de segunda mano. Raquel, quien ya está instalada en su nueva residencia madrileña tras el triste fallecimiento de su marido, Mario Biondo el pasado mes de mayo, estuvo trabajando a destajo vendiendo telas, almohadones, y manteles y no las pertenencias de Mario tal y como se ha llegado a rumorear.

 

null

 

Según ha sabido hola.com, la presentadora está intentando ayudar en las ventas a una de sus amigas atendiendo a los potenciales clientes que se acercaban al puesto instalado en el mercadillo, pero no está intentando desprenderse, ni mucho menos, de las cosas de su marido, quien moría el pasado 30 de mayo en su domicilio madrileño, sin que los servicios de emergencia pudieran hacer nada por él. Raquel, quien también estuvo acompañada por su madre en esta jornada de mercadillo, ya estuvo ayudando a su amiga el pasado mes de mayo, antes de la inesperada desaparición de su esposo, cuando ésta volvió a colocar un puesto en el Mercado de Motores celebrado, en esta ocasión, en el parque de El Retiro, tal y como dejaba la presentadora patente en su perfil de Twitter.

Raquel retomaba el pasado 13 de septiembre sus compromisos profesionales ejerciendo un año más de presentadora durante la Vogue Fashion Night Out, en Madrid, en la que era su primera cita pública tras el verano, que sin duda ha sido el más difícil de su vida. Sin embargo, no era esta la primera vez que la presentadora estremeña se ponía delante de las cámaras tras el fallecimiento inesperado de su marido, ya que el pasado mes de junio y tan solo unos días después de conocerse la triste noticia, Raquel participó en una presentación en el zoo de Madrid.

Más sobre: