Admiradoras de Paris Hilton en busca del amor, así es el divertido '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'

Cinco 'solteros de oro' tratarán de encontrar a su mujer ideal en la tercera edición de este 'reality', que ya ha tenido momentos hilarantes y batido récords en las redes sociales en su estreno

De nuevo las ocurrencias y las situaciones surrealistas de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? hicieron del estreno de esta nueva edición uno de los temas más comentados en las redes sociales. Esta tercera entrega, al frente de la cual se pone de nuevo Luján Argüelles, promete de nuevo momentazos que seguro superan a los vividos en Un príncipe para Corina, programa que dio una vuelta de tuerca a este peculiar formato de busco pareja. Los afortunados hijos que serán conquistados en esta ocasión cubren un variopinto abanico, casi tan diverso como las pretendientas que ya han llamado a su puerta y que han hecho vivir a la audiencia, y sólo fue el primer episodio, ocasiones hilarantes.

 

nullVER GALERÍA



Para definir a las pretendientas, sólo dos palabras: Paris Hilton. Casi todas las mujeres que se sentaron en el sofá para ser valoradas, tienen claro que su estilo se parece al de esta polifacética millonaria que ha hecho del brillo y la exageración su particular seña de identidad. Con mucho maquillaje, atuendos ajustados y una personalidad a medio camino, según ellas claro, entre lo elegante y lo rural están dispuestas a llegar a la final y llevarse como premio el corazón de un soltero. Estos lo tienen complicado para elegir y es que cada aspirante ha desplegado sus mejores armas de seducción para convencerles, coreografías a caballo entre lo seductor y lo arrítmico incluidas.

 

VER GALERÍA



Alexis es un chico mimado que está acompañado no por su madre sino por su padre y escogió, por ejemplo, a una cantante de ópera más cercana a la edad de su progenitor que más parecía que iba a conquistar a este y no a su niño. Amante del lujo y la buena vida, sus pretendientas tendrán que hacer lo posible por demostrar que no les importa el dinero, sino él. Víctor está obsesionado con los dibujos animados y tiene su habitación llena de peluches. Su madre no se cortó a la hora de recriminarle el continuo uso de palabrotas durante la presentación de las pretendientas, con alguna que otra “cariñosa torta”, ni tampoco en darle su opinión sobre las chicas, ya que si hubiera sido por él habría elegido a todas. Su vena sentimental quedó clara cuando se puso a llorar recordando la muerte de su mascota, sin duda uno de sus mejores momentos en lo que va de programa.

 

VER GALERÍA



Roi regenta con su madre un local nocturno en La Coruña y se confiesan muy unidos. Modernos, divertidos y populares están dispuestos a que este James Dean del siglo XXI salga del espacio enamorado, aunque en su grupo esté la mismísima “niña del exorcista”. Leo es argentino y utiliza su labia para conquistar. “Es muy engatusador y peligrosamente seductor, es divino, muy trabajador y un gran jugador de rugby, eso sí, es demasiado perfeccionista y cabezota” dice su madre. A sus chicas les hizo una prueba: probar el mate, bebida típica de su país, con poco éxito entre algunas. Pero, claro, como a todo buen conquistador, le gustaron todas. Fran era militar y presume de cuerpazo y seguridad en sí mismo para enamorar a las mujeres más bellas. Su madre será sin duda una de las más divertidas de esta edición, -a la preselección se presentó con tocado-, ya que busca una chica que le tenga en palmitas, que le alimente bien, le cuide y, sobre todo, que sea muy limpia. Pero cuando apareció una que aseguró que era muy ordenada, replicó: "Esta chica viene a retarme a mí". ¿Tendrá conflictos con sus aspirantes a nuera?

 

VER GALERÍA



Los adjetivos utilizados por las chicas para definirse, estilismos a cada cual más extravagante, las situaciones inesperadas, las ocurrencias… sin duda a lo largo de varias semanas el público volverá a emocionarse y reirse a carcajadas con este nuevo reality. ¿Tienes ya a tu favorito?

Más sobre: