En el estreno de 'La Voz 2', todos quieren a David Bisbal

En las primeras audiciones a ciegas, los concurantes prefirieron al almeriense que acabó la noche con cuatro artistas en su lista, frente a los dos que apuntaron sus compañeros

¿Será porque ganó la pasada edición? ¿Será por sus rizos, por su simpatía…? Sea por lo que sea, en el primer casting a ciegas de la segunda edición de La voz, todos querían a David Bisbal. La mayor parte de los elegidos que pasaron por el escenario del programa, tenían una cosa clara, querían estar en su equipo. Esto provocó todo tipo de bromas entre el resto de coaches que se confesaron un poco, cómo decirlo, ¿celosos? “Estoy cansada de que se queden con Bisbal” dijo Rosario con una sonrisa. Parecía que ningún concursante escogía a otro "profesor" para esta aventura, pero, como ocurrió el pasado año, a medida que avanzó la noche hubo voces para todos.

 

nullVER GALERÍA



La buena sintonía entre Rosario, David, Malú y Antonio Orozco, que se estrenó en el sillón, fue palpable y las risas y los comentarios de Antonio hicieron pasar un buen rato al público. Incluso se atrevió a imitar a Malú en algún momento de la noche, provocando las carcajadas de sus compañeros y de la propia cantante.

 

VER GALERÍA



El que más concursantes se llevó con él fue, claro, el almeriense que tiene ya cuatro nombres en su lista. Darío Benítez, que en cuanto tocó las primeras teclas del piano conquistó a todos, Estíbaliz Martín, una voz lírica y dulce con mucha potencia, Dina Arriaza, cuya esencia se esconde en su garganta, y Tina Riobo, que probó por segunda vez en el programa este año y consiguió su sueño. Con Malú se fueron el simpático Gabrielle Serrini y David Barrull y con Antonio, Ainoa Aguilar, la primera en abrir los castings a ciegas, y el estilo reagge de Jaume Mas. Rosario añadió el flamenco de Estela Amaya e Idoia Bediaga, una enamorada de los años cincuenta. Una de las rechazadas en este primer programa fue Sarah Miró, hermana de la actriz Kira Miró, que probó suerte con Nothing else matters, de Metálica, pero no logró convencer a los jueces.

 

nullVER GALERÍA



El estreno de La voz no obtuvo el mismo éxito que en la pasada edición, se quedó a 7,3 puntos por debajo, consiguiendo no obstante un más que estupendo 23,3% de cuota de pantalla. Y es que a pesar del interés del público por los nuevos talentos, la reina de la noche fue otra, Isabel, con 3,5 millones de espectadores, unos 70.000 más que La voz 2. Más tarde, en el late night, fue líder con el minuto de oro del día en el que alcanzó un 32,5%. La cuestión es ¿mantendrá estos buenos registros que la temporada pasada le convirtieron en programa revelación?

 

VER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar