Y colorín colorado, Corina encontró en Pascual al príncipe deseado

Fin. El cuento de un príncipe para Corina ha terminado. La princesa ha encontrado a su sapo particular, el zapato ha encajado a la perfección y hasta ha habido beso. ¿Pero sabes quien ha sido el afortunado? Pascual, o Pascualín, como cariñosamente le llamaba Corina, ha sido el encargado de deshacer el hechizo y conquistar a la atractiva rubia.

null

 

Entre Diego y Pascual andaba la cosa. Dudas, demostraciones de amor, miradas y sonrisas que hicieron el resto. Pascual logró hipnotizarla y Diego y Capi, los otros dos finalistas del reality se quedaron sin su princesa.

Pero comencemos desde el principio. Los finalistas en el programa de ayer eran seis: Pascual, Diego, Capi, Pedre, Jorge y Quique, pero había que repartir calabazas y la primera eliminatoria se baso en lograr la demostración de amor más original. Pascual, la cantó al oído una canción de amor, Diego, bailó salsa, Capi, la pinto un graffiti muy particular, Jorge, a pesar de lo que adoraba su pelo se rapó las iniciales de Corina y su apellido en el cogote y Quique consiguió que un coro de guiris entonara un tema para su princesa. Corina quedó encantada y sorprendida con estas declaraciones, pero dio calabazas a Pedre, Jorge y Quique, quedándose con sus tres elegidos.



 



El cuento se ponía interesante y todo era poco para que la princesa se fijara en sus "sapos". El padre de Corina volvía junto a su hija para ser testigo de su elección y Yong Li, el chino vasco, regresa al programa dispuesto a conquistar a la hermana de Corina y a convertirse en su acompañante para la final, aunque Nahir se le resistió y Yong se volvió de nuevo solo a casa.

Y el momento decisivo estaba a punto de llegar. Tan solo había una "vacante" para un príncipe azul y Corina tiene la decisión en sus manos y en su corazón. En una ceremonia, que bien podría haber pertenecido al cuento de Cenicienta, la princesa del reality, vestida como una auténtica muñeca y acompañada por todos los conquistadores del programa, así como por su padre, su ángel particular, que no era otro que su hermana y su demonio, su gran amigo Javi, Corina eliminaba a Andrés o lo que es lo mismo a ‘Capi o Capitán América’, como era conocido en el reality.

 



Quedaban entonces dos pares de zapatos y dos príncipes. Diego probaba suerte, pero el calzado no encajaba en el pie de su Cenicienta, así que Pascual lo tenía claro… y el zapato hizo ‘click’ en el pie de Corina convirtiéndose así el príncipe elegido.

 



Sus musculosos brazos, su cuerpo lleno de tatuajes, su sonrisa de cine y su acento gaditano han convertido a este policía de la Línea de la Concepción en el dueño del corazón de Corina, quien se fundía en un romántico beso con su príncipe.

Y colorín colorado este cuento se ha acabado….

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema