Sentimientos encontrados, una 'intrusa' y resbalones en el hielo... Corina, a punto de elegir a su príncipe

David, Andrés, Diego, Jorge, Quique y Pascual son los finalistas, ¿quién logrará el corazón de la princesa?

Unos en Roma intentando por fin conquistar a la princesa y otros en Canarias esperando su regreso. En el cuento de Un príncipe para Corina el objetivo es lograr el amor de la joven, pero sólo uno llegará al fueron felices y comieron perdices. Mientras los cuatro pretendientes que quedaban en Roma sacaban sus mejores armas para enamorarla, en Canarias una “intrusa” se colaba en la casa. La americana Aly apareció un día de playa para revolucionar a los pretendientes que se quedaron en Tenerife y uno en concreto, Brian, cayó rendido a sus pies. Este no tenía ojos más que para ella, tanto que Corina se borró al instante de su mente y aseguró que ya había ganado encontrando a su princesa, aunque no era la que en principio había esperado.

 

nullVER GALERÍA



Con el paso de los días, Diego, uno de los favoritos, echaba cada vez más de menos a su enamorada, tanto, que no dejó de escribir sus pensamientos en su diario ni un solo día. Sus compañeros no entendían a qué venían tantas letras, sobre todo porque aprovechaba para escribir en los momentos más inoportunos: en la bolera, en el puerto tras navegar… Antes de la marcha de Corina, esta tenía claro que Diego es uno de sus favoritos, pero las cosas en Roma han hecho que se confunda.

 

VER GALERÍA



La atrevida actitud del tímido Andrés y los avances de Pascual, que ha tenido con ella varios detalles románticos y que hasta le robó un beso, la han dejado con más dudas que nunca. La escapada se termina, dejando a Luis en Roma, y los viajeros vuelven a la realidad, pero más de una sorpresa espera a unos y otros en este reencuentro. Sin duda el mayor disgusto se lo lleva… la verdad es que el mal trago está repartido entre Corina y Diego. Ella no puede creer lo que ven sus ojos cuando le ponen la grabación en la que Aly aparece en su habitación, probándose su ropa y besando a uno de sus pretendientes. ¿Quién ha sido el traidor? “Diego no puede ser”, repite la princesa sin poder creérselo. “Tiene que ser Brian, sí” añade sin saber si puede confiar o no en su preferido.

 

VER GALERÍA



En otra habitación Diego y Pascual ven las imágenes de la cita de este último con Corina en la Ciudad Eterna. Diego está desolado, su cara lo dice todo. Así de triste está cuando aparece su “amada” para pedirle explicaciones y preguntarle directamente si fue él quien besó a Aly. Pero será ella la que, tras descubrir que Diego no ha dejado de pensar en ella ni un instante, le de explicaciones sobre su beso con Pascual. Hechas las paces y tras confesar Corina que está cada vez más confusa, llega el momento de las calabazas. Sin duda fue uno de los más tensos de la noche, ya que tras dársela a Brian, este se la devuelve con chulería asegurando que es él quien la rechaza. “Para ti, no, para ti…” el juego de la calabaza termina cuando Brian se va con Aly. Él ya encontró su cuento de hadas.

 

VER GALERÍA



Pero en este penúltimo episodio hubo sin duda momentos para el recuerdo. Esa tarde de patinaje sobre hielo en la que el pobre David acaba en el suelo casi tantas veces como Brian o el instante en el que David, metiéndose en el mar, se siente teletransportado a Galicia, en un puro ataque de “morriña”. Los poemas de Diego en su diario, la canción que todos los que se quedaron en Canarias entonan a capella en la furgoneta de camino a la bolera o David (Pedre) diciendo que su canción favorita para los viajes es Morir de amor de Camilo Sesto… ¿a quién no se le escapa una sonrisa en estas ocasiones?

 

VER GALERÍA



Las curiosas e hilarantes vivencias de estos aspirantes a príncipe se han ganado el favor de las redes sociales una semana más, convirtiendo el programa en trending topic y en un auténtico éxito de audiencia para la cadena (un 11,1% de share, 1,4 puntos más que la semana anterior). La final está ya cerca y la próxima semana conoceremos al ganador. David, Andrés, Diego, Jorge, Quique o Pascual ¿quién se convertirá en el príncipe azul de Corina?

Más sobre: