Un viaje en barco, los favoritos en peligro y lágrimas en la despedida... María abandona 'MasterChef'

Cada vez la final está más cerca y los retos son mayores. MasterChef volvió a expulsar a uno de sus aspirantes a cocinero en un programa lleno de emoción en el que los favoritos fallaron en sus cálculos y se tuvieron que enfrentar a la prueba de expulsión. Vayamos por partes. La decisión de los capitanes de los equipos estuvo en manos de los vegetales que se escondían bajo la caja misteriosa. Una variedad de verduras de la huerta murciana sirvió al jurado para comprobar la creatividad y destreza de los concursantes con lo verde. José David y Eva demostraron ser los mejores con dos propuestas opuestas, ya que mientras el primero presentó una ensalada de verduras de temporada de alta cocina, la segunda hizo una lasaña de verduras más tradicional.

 

nullVER GALERÍA



José David, como el mejor, eligió para su equipo a Cerezo, Juan Manuel y María, mientras que Eva se quedó con Clara, Fabián y Maribel. Todos embarcaron en Hondarribia, San Sebastián, para conocer de primera mano cómo se pescan las preciadas anchoas, el ingrediente principal del plato que tenían que cocinar para los pescadores y rederas de Guipúzcoa. Además de salvarse de la expulsión, los ganadores recibirían una clase magistral de Pedro Subijana en su restaurante Akelarre, uno de los referentes de la alta cocina vasca. “Para mí es casi peor perderse la master class de Subijana que ir al reto de eliminación. Así que hay mucha tensión para la prueba” reconoció José David.


VER GALERÍA


Su equipo no logró estar a la altura, a pesar de que estaban convencidos de haber sido los mejores, y mientras ellos se quedaban fregando las cocinas, sus compañeros se marcharon a recibir su premio. La prueba de eliminación tenía un claro objetivo: demostrar la importancia de la cocina tradicional. “Sin ella nada sería posible. Es muy importante promoverla, defenderla y resguardarla” comentó el jurado. Por eso los concursantes tuvieron que elaborar una coca catalana. Tenían que conseguir darle uno toque tradicional añadiendo alimentos propios de su tierra y así lo hicieron.

 

VER GALERÍA



“En este plato hay seguridad, hay cabeza. Esta bonito y está muy bueno. Justo lo que te pedía, por eso estoy encantado", aseguró Jordi tras probar la propuesta de Juan Manuel. Su coca con sardinas y pimientos de Albox fue por unanimidad la mejor y quedó automáticamente salvado. A José David, que a lo largo de todo el concurso ha sido uno de los grandes favoritos, le traicionaron los nervios y se equivocó al principio en la masa, aunque luego supo solucionarlo. Su crítica fue de las más devastadoras, junto con la de María que cocinó el peor plato. Tras haber estado en el punto de mira durante las últimas semanas la joven dijo adiós al concurso.

 

VER GALERÍA

 

Uno de los momentos más emotivos de la noche fue sin duda la despedida de Eva y los tres compañeros que más en peligro estaban, José David, Cerezo y María. Los cuatro han forjado durante estas semanas una relación muy estrecha, formando equipo, siempre que podían, en la cocina. Por eso Eva bajó corriendo desde su atalaya de salvada para dar un abrazo a todos antes de saber que la elegida era María. “He fallado en que siempre voy con miedo. Pero he aprendido un montón, no sólo de las master class y de MasterChef, sino también de todos mis compañeros” comentó esta. Y es que, sin poder contener las lágrimas de emoción, aseguró que se lleva “amigos para siempre”. Sin embargo, en MasterChef sólo puede ganar uno.



Más sobre

Regístrate para comentar