El beso de Guti y Romina, la visita de la madre de Darek, un 'harlem shake'... las sorpresas de 'Splash!'

Se esperaba con ganas. La tercera gala de “Splash!” anunciaba algunos de sus mejores momentos como el salto de Romina Belluscio, que tenía que ser valorado por su pareja Guti, y el del modelo polaco Darek, además del regreso de Falete a la piscina para, de nuevo, hacer uno de sus saltos sincronizados. Sin embargo, en el programa hubo momentos divertidos inesperados como el harlem shake, que bailaron los siete participantes de esa noche junto con el presentador Arturo Valls, que cantó It’s raining men al inicio del espacio, o la sorpresa que desde Polonia recibió Darek. Hubo para todos los gustos.

nullVER GALERÍA



Nerea Garmendia, Canales Rivera, Romina Belluscio y Darek se clasificaron para la siguiente fase, mientras que Teté Delgado, la cantante Natalia y Álvaro Bultó se quedaron fuera de la competición. “Te quiero mucho y para mí ya eres la ganadora” dijo Guti a Romina antes de que esta subiera al trampolín de cinco metros para tirarse de cabeza. Sin embargo, su entrada en el agua y la caída no fueron perfectas así que la puntuación que recibió fue un poco baja (un seis de media). Su regalo fue el beso de Guti, que la recibió así de cariñoso al borde de la piscina y le dijo, con un toque de humor: “No pasa nada mi amor, pero ya sabes que el 8 va a estar complicado”.

VER GALERÍA



Otro emocionante instante fue el reencuentro de Darek con su madre. El modelo fue muy bien valorado por un salto en equilibrio desde los 7,5 metros y confesó que hacía mucho tiempo que no veía a su madre. Vio un vídeo en el que esta le mandaba un mensaje, pero ni se imaginaba que aún le faltaba por llegar otro regalo. Justo después de escuchar las palabras del jurado, ella apareció por sorpresa para fundirse en un largo abrazo con su hijo que estaba encantado.

VER GALERÍA


Aunque comenzó con muy buenos datos de audiencia, el concurso ha ido perdiendo espectadores a lo largo de las últimas semanas. De hecho, en esta tercera entrega cedió el liderazgo de audiencia en favor de su competidor, Gran Hermano. El lunes anotó un 16,6% de cuota de pantalla y 2.670.000 espectadores, perdiendo 4,3 puntos y 600.000 seguidores con respecto al programa anterior y alejándose de los datos que anotó en su estreno: 26,4% de share y 4.476.000 espectadores.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más