Raquel Mosquera, Fortu y Verónica Hidalgo hacen sombra a Víctor Janeiro y Álvaro Muñoz Escassi en el estreno de '¡Mira quien salta!'

La batalla está servida. Anoche se estrenó en Telecinco ¡Mira quien salta!, conducido por Jesús Vázquez, y aunque no logró los magníficos datos que esta cosechando Splash!, el programa de la competencia, lo cierto es que logró sentar frente al televisor a 3.376.000 telespectadores. Nervios, miedos y vértigos se concentraron ayer por igual en las instalaciones municipales de Santa Lucía de Tirajana (Gran Canaria), desde donde los 18 concursantes del programa demostraron su destreza a la hora de lanzarse a la piscina.

Los participantes son tan variopintos como su jurado, el que está formado por Boris Izaguirre y el crítico de cine Carlos Pumares, la abogada de la Federación Española de Natación y miembro del Comité Técnico de Jueces de Europa, Lola Sáez y el entrenador Javier Illana.

><img alt=VER GALERÍA



Preparados física y psicológicamente hubo saltos para todos los gustos. Primero los concursantes saltaron en solitario y después por parejas. Raquel Mosquera se ganó el cariño del público y la admiración del jurado demostrando que con dedicación y tesón, lo más improbable se puede convertir en realidad. Segura de sí misma, Raquel logró una honrosa segunda posición tras ejecutar un impresionante salto adelante de cabeza desde los cinco metros.

Sorprendieron así los más maduros del programa, pues Fortu, el cantante de Obús, por el que nadie apostaba, realizó un excelente saltó demostrando una gran elasticidad que logró colocarle en la primera posición.

Otra de las que sorprendieron por su destreza fue la modelo Verónica Hidalgo, quien a pesar de haber coleccionado durante las últimas semanas más de un moratón debido a sus continuos planchazos, logró realizar un saltó de nada más y nada menos, que 69 puntos.

><img alt=VER GALERÍA



Sonia Ferrer, encargada de inaugurar la piscina, no brilló en la gala como lo hizo en los entrenamientos, pues su postura a la hora de lanzarse a la piscina dejo mucho que desear, eso sí su bañador puso junto al de Beatriz Trapote una nota de originalidad en la piscina. La novia de Víctor Janeiro, por su parte, sorprendió con su musculada figura, aunque no tanto por su salto, pues tras vencer su miedo a las alturas todos esperaban mucho más de la periodista, quien tan solo logró acumular 23 puntos.

Los ex concursantes de Gran Hermano fichados por el programa, no podían ser más distintos. Por un lado, Dani Santos, poco deportista, delgadito e inseguro, y Alessandro Livi, sustituto del italiano Piero, amante del deporte y con cuerpo de gimnasio, que ejecutó uno de los saltos más complicados ya que fue el único que saltó hacia dentro. No así, Dani, quien tras realizar un sencillo salto sufrió una leve taquicardia.

><img alt=VER GALERÍA



Víctor Janeiro, quien seguro que ha compartido impresiones con su hermano, Jesulín, concursante de Spash!, admitió sentir más miedo en el trampolín que en la plaza, a pesar de que la ejecución de su salto no fue nada del otro mundo siendo este una caída atrás de cabeza desde plataforma de tres metros.

Olvido Hormigos, ex concejal de Los Yébenes, no arriesgó y aunque la ejecución de su salto fue casi impecable realizando un ángel adelante, la sencillez le acabó pasando factura ya que tan solo fue valorada con 24 puntos.

Uno de los más esperados en la plataforma era Álvaro Muñoz Escassi, quien enfundado en un bañador negro, presumió de abdominales ante todo los telespectadores. "Nunca me he tirado de trampolines y me va a costar mucho trabajo cuando el trampolín se mueva y eso de dar vueltas y demás" admitía Álvaro, a quien pusieron el listón muy alto. Pero el jinete se quedó a medio camino y realizó un salto de carpa adelante de cabeza desde plataforma de cinco metros que no logro convencer al jurado.

><img alt=VER GALERÍA



Tanto Natalia Millán como Mónica Pont lograron vencer sus miedos. Natalia, su respeto a no ver lo que hay bajo sus pies, y Mónica, su respeto a las alturas, aunque ninguna de las dos logró colarse en los primeros puestos de la tabla.

Isidoro, concursante de Quien quiere casarse con mi hijo, el periodista Nacho Montes, Mar Segura, del programa Mujeres ricas, o la periodista Lydia Lozano son otros de los concursantes de este reality, en el que los saltos sincronizados fueron mucho menos lucidos que los individuales, aunque sirvieron para comprobar el compañerismos entre ellos.

><img alt=VER GALERÍA



El más gracioso y aplaudido fue el realizado por Dani Santos y Fortu, quienes dieron a su salto un toque muy rockero. La expectación se adueño de la compenetración de Sonia Ferrer y Álvaro Muñoz Escassi, quienes realizaron un ángel con caída hacia adelante desde la plataforma de tres metros y no fueron pocos los que esperaban ansiosos la realización del salto sincronizado de Víctor Janeiro y Beatriz Trapote, pareja en la vida real, que decidió no arriesgarse y demostrar que se sincronizan mucho mejor fuera de la piscina.

Con el agua hasta el cuello y dispuestos a seguir demostrando todo lo que han aprendido, la segunda gala promete más expectación ¿Estás dispuesto a verla?

Más sobre: