¿Quién aprueba y quién suspende en la programación de este verano?

Repasamos los estrenos de las últimas semanas y sus audiencias

Cada año, las cadenas de televisión apuestan fuerte de cara al comienzo de temporada y dejan el estreno de sus mejores contenidos para la vuelta de las vacaciones de verano, coincidiendo con la vuelta al ‘cole’, el regreso al trabajo… es decir, la vuelta a la normalidad. Sin embargo, no toda la artillería pesada se reserva para este momento del año y los meses previos, precisamente el verano, pueden servir para probar algunos formatos que, si funcionan, más tarde pasarán a formar parte de la parrilla televisiva de la cadena. Por el contrario, los contenidos menos exitosos pasarán sin pena ni gloria por la retina del telespectador terminando en el apartado de 'recuerdos olvidados'.

Punta Escarlata, de TelecincoVER GALERÍA


Estrenos con éxito

Tras la fusión de Telecinco con Cuatro, Paolo Vasile, consejero delegado de Telecinco, declaró que las producciones extranjeras tendrían su hueco en Cuatro, mientras que las nacionales irían directas a la parrilla de la cadena de Fuencarral. Y así ha sido: primero, Ángel o demonio y ahora, ocupando el lugar de ésta, Punta Escarlata, una serie de intriga que ha despegado perfectamente tras su primer capítulo, el martes 21 a las 23.30, con el que consiguió un 18,6 por ciento de share, convirtiéndose en el mejor resultado de un estreno de serie desde Sin tetas no hay paraíso. Protagonizada por Carles Francino y Antonio Hortelano y con un reparto que incluye a rostros tan televisivos como Kira Miró o Elena Ballesteros, la serie fue inicialmente grabada por Cuatro, y producida por Globomedia, en 2009 y, tras la fusión, llevaba meses en un ‘cajón’ esperando su espacio. En palabras del propio Vasile, “Punta Escarlata tenía un perfil de Cuatro pero un coste propio de Telecinco".

Jesús Vázquez y Arturo VallsVER GALERÍA


La otra apuesta de Mediaset viene de la mano de Cuatro y uno de los rostros más conocidos de la televisión en nuestro país, Jesús Vázquez, que hace doblete con Allá tú, en la misma cadena. El gallego deja de lado los formatos musicales y ‘realities’ para hacerse cargo de Uno para ganar, un original programa en el que la habilidad y precisión son las protagonistas y que arrancó con un positivo 9,2 por ciento de share en su estreno. Un espacio en el que los participantes deben superar diez niveles de creciente dificultad realizando pruebas con objetos cotidianos. Para ello, dispondrán de un minuto por juego y, con cada nivel superado, conseguirán una cifra de dinero que puede ascender a los 500.000 euros finales. El formato original Minute to win it se ha vendido a más de 20 países.

Entre los estrenos del verano, nunca pueden faltar los programas de preguntas conducidos por presentadores ‘con chispa’. En este caso, la combinación se personaliza en Ahora caigo, de Antena 3, y Arturo Valls, una fórmula de éxito que consiguió un 15,2 por ciento de pantalla en su día de estreno, proclamándose líder absoluto de la noche, y consiguiendo el minuto de oro de la noche con un sorprendente 23,5 por ciento de cuota de pantalla. Además, ha conseguido mantenerse con muy bueno resultados con sus tres primeros programas de emisión semanal. El programa, una adaptación del original Still Standing producida por Gestmusic para nuestro país, combina elementos de 'quizshow', es decir, concurso de preguntas, con puro azar y da a los participantes la posibilidad de ganar un premio final de 200.000 euros.


Programación de verano en CuatroVER GALERÍA


Suspenden el examen de la audiencia
Entre los estrenos del verano, Cuatro también cuenta con Mójate, un concurso de baile presentado por Rafa Méndez y Marbelys Zamora, profesores en Fama a bailar, en el que los concursantes compiten por ser el ‘mejor bailarín’ mostrando sus habilidades bailando sobre el trampolín de una piscina y evitando caer al agua. Sin embargo, el estreno del programa sustituto de El hormiguero arrancó con un discreto 6,6 por ciento de share, diete décimas por debajo de su predecesor, y tras este despegue no ha conseguido remontar, consiguiendo resultados muy por debajo de los esperados.

Entre los novedades anunciadas por esta misma cadena, el cambio de Tonterías las justas por No le digas a mamá que trabajo en la tele, un programa presentado por el cómico Goyo Jiménez (El Club de la comedia) y un equipo formado por Dani Rovira y Lorena Castell, entre otros, que recoge momentos de programas de otras cadenas, Telecinco en su mayoría, recordando en su esencia a Sé lo que hicísteis y que no ha empezado con muy buenos resultados. En su estreno anotó un 4,3 por ciento de share, cuatro décimas por debajo de lo conseguido por Tonterías las justas, su precedesor, en su último programa, una semana antes. Tras este comienzo, el espacio ha seguido marcando mínimos sin llegar a convencer a los telespectadores.

Más sobre: