Rosa Benito y Tatiana Delgado se convierten en las primeras finalistas de Supervivientes 2011, en una gala llena de sorpresas

La penúltima gala de Supervivientes: Perdidos en Honduras ha estado llena de sorpresas. Dos expulsiones, dos finalistas y el nombre de la primera concursante de Supervivientes 2012 fueron algunos de los platos fuertes de la noche. Rosa Benito, Sonia Monroy y Jessica Bueno eran las nominadas de esta gala y finalmente Jessica fue la que consiguió menos apoyo por parte de al audiencia y se quedó a las puertas de la final, aunque muy contenta por haber aguantado más de dos meses en la isla. Pero ella no sería la única que regresaría a España, ya que Jorge Javier Vázquez comunicó a los concursantes que habría otra expulsión. La audiencia decidiría durante la gala qué concursante tenía que abandonar y Jeyko acabó siendo el elegido para coger sus cosas y volver a casa.

Gracias a la prueba de inmunidad, salió la primera finalista, Tatiana Delgado, que se hizo con el collar de líder, y sobre ella recayó la decisión de elegir a la segunda finalista y se decantó por Rosa, con quien ha hecho una gran amistad durante esta aventura. Cuando sólo quedaban Rosi, Tatiana, Sonia y Rosa, una caja con una sorpresa llegó a la playa. Al abrirla salió de su interior Chiqui, exconcursante de Gran Hermano y colaboradora de Sálvame con una botella de champán, pero al final ella fue la sorprendida cuando desde Madrid le comunicaron que de la sería la primera concursante de la próxima edición de Supervivientes.

 

nullVER GALERÍA



Uno de los momentos más esperados era una conexión telefónica entre Amador Mohedano y Rosa Benito, pero al final no llegó. El pasado miércoles Jorge Javier Vázquez anunció en el programa Sálvame que la organización de Supervivientes le había dado a Amador la opción de hablar con su mujer para darle la triste noticia del accidente de tráfico que sufrió José Ortega Cano. Le aseguraron que sería durante una publicidad de la gala, en la más estricta intimidad y que no se iba a grabar la conversación ni se haría ningún uso de ella. Jorge Javier explicó también el motivo por el que le ofrecían esta posibilidad: “Cuando los concursantes abandonan Honduras siempre van acompañados de personal del programa, pero siempre corren el riesgo de recibir información del exterior y que el impacto fuera más fuerte”.


VER GALERÍA

 


Pero Amador comunicó durante el programa que después de pensarlo bien no iba a decírselo porque no quería que tuviera ningún tipo de ventaja ni preferencia de cara a la final: “Cuando el lunes me llamó la organización les comenté que me parecía bien, hablé con mis hijos, con mi hermana Gloria, con José… En un principio a todos les pareció bien. La organización incluso, para mi tranquilidad, me hizo firmar un documento en el que decían que no iba a ser grabado y que iba a ser un mensaje privado, y yo estaba decidido a contarlo. Lo que pasa es que he decidido no hacerlo porque ha habido muchos comentarios en los programas, se decían muchas cosas, me quedé muy alucinado. Voy a correr el riesgo de lo que pueda pasar. No quiero que nadie crea que va a tener algún tipo de privilegio”, dijo Amador.

En los próximos días los cuatro concursantes que quedan, Sonia Monroy, Rosi, Rosa Benito y Tatiana volverán a España y el próximo jueves 28 de julio se conocerá, ya en el plató de Telecinco, el nombre de la otra finalista y luego el público decidirá entre Rosa, Tatiana y la tercera finalista quién es la ganadora, que recibirá un premio de 200.000 euros.

Más sobre: