La hija de Carolina Cerezuela y Carlos Moyá hace su primera aparición televisiva

El equipo de Pablo Motos recibió ayer en el plató de El hormiguero a Carolina Cerezuela. La actriz que pensábamos que había acudido sola, se reservaba una gran sorpresita detrás de las cámaras. Carolina, que ha vuelto a recuperar su llamativa melena rubia, la que el pasado mes de enero transformó en morena, acudió al programa acompañada por su pareja, el extenista Carlos Moyá y por su hija Carla, quien realizaba así su primera aparición televisiva.

La pequeña, que nació el 18 de agosto de 2010, observaba la intervención de su mamá desde los brazos de su padre, quien con una marioneta de hormiga entretenía a Carla. La ‘princesita de la casa’ se convirtió ayer también en la ‘princesita de ‘El Hormiguero’ pues a ser enfocada por las cámaras acabó conquistándolas.



Carolina no puedo evitar enorgullecerse de su hija y comenzó a explicar a Pablo como educaba y criaba a Carla, quien ha llenado de dulzura y magia el hogar de la pareja. Minutos después, la actriz de Camera Café, que no dudó en colaborar en cada una de las pruebas y experimentos que le propusieron los diferentes colaboradores del programa, logró identificar a la primera y casi sin dudas, los gritos de Rafa Nadal, Feliciano López y los de su marido en las pistas de tenis.

Desde que se conocieron en el año 2007 Carolina Cerezuela y Carlos Moyá han intentado siempre sincronizar sus agendas, y en muy pocas ocasiones, y tan solo por cuestiones de peso, se han separado. Ahora que Moyá ha puesto fin a su carrera profesional y que Cerezuela ha reducido sus trabajos, la pareja intenta no separarse ni un solo segundo, y ahora que son uno más, mucho menos, así que podemos decir que tanto la actriz como el tenista llevan a rajatabla la máxima de “La familia que lucha unida, permanece unida”.

Más sobre: