Los 'realities' pierden tirón: Gran Hermano 24 horas y Fama ¡A bailar! 'echan el cierre' antes de tiempo

En los últimos meses y echando un vistazo a los datos de audiencia seguramente que muchos se preguntan qué ha pasado con los realities de televisión. Una de las estrellas de este género, Operación Triunfo, tuvo que cancelar su octava edición apenas un mes después de su estreno debido al aluvión de críticas y a la pérdida de espectadores semana a semana. Hipótesis hay para todos los gustos: falta de interés por el formato, cambio de presentador tras la unión de Telecinco y Cuatro, pocas novedades en el desarrollo del programa…

Lo cierto es que parece que OT ha sido el primero de una reacción en cadena que ha afectado ahora a otro de los espacios que más éxito había tenido en los últimos años. Fama ¡A bailar!, que también “sufrió” algunos cambios tras la fusión de cadenas, cerrará sus puertas el 25 de marzo, antes de lo esperado, debido al bajón de espectadores con respecto a la anterior edición presentada por Paula Vázquez. El programa ha estado menos de tres meses en antena con una audiencia que ha rozado el 4%, unas cifras que no han cumplido las expectativas deseadas.

Tampoco parece haber cuajado el canal Gran Hermano 24 horas que sustituyó, con bastante polémica, a CNN+. Este ha desaparecido también un mes antes de lo previsto por la pérdida de 4 décimas con respecto a los resultados del mes anterior, lo que deja su cuota de audiencia en los mismos niveles que tenía el canal de informativos (aunque el concurso no ha terminado aún). Desde el martes día 2, se emite en pruebas el nuevo canal Divinity, una oferta compuesta por series, telenovelas y películas dirigidas a un público femenino. ¿Es que la audiencia se ha cansado ya de este tipo de espacios? ¿Volverá alguno de ellos a la parrilla?

Más sobre: