¿Quieres conocer el glamour y el estilo que esconden las casas de Cristiano Ronaldo o de Raúl González?

Cristiano Ronaldo, Raúl, Zinedine Zidane y Michel Salgado han abierto las puertas de sus residencias al programa de La Sexta Supercasas para enseñarnos un trocito de su intimidad. Casa a casa y cámara en mano, el programa logró ‘colarse’ en los rincones donde todos estos futbolistas se refugian de su afición, de su popularidad y de su fama. Lugares con un gran toque personal que no dejan indiferente a ningún invitado y que generan cierta envidia sana con tan solo pulsar el timbre de la entrada. ¿Preparados para conocer sus hogares?

La casa de Cristiano Ronaldo

nullVER GALERÍA


La vivienda de Cristiano Ronaldo tiene forma rectangular, acabados limpios, materiales selectos y calidades exclusivas. Sus 800 metros cuadrados distribuidos en una sola planta albergan entre otras estancias 7 dormitorios, 2 vestidores, 8 baños, 1 pequeño patio japonés, 1 comedor y 1 amplio salón donde guarda algunos de sus trofeos, como el balón de oro que ganó en 2008.

Cristiano se implicó mucho en la decoración de su casa, que quiso personalizar al máximo con sus iniciales, que aparecen en la manilla de su puerta de entrada a la casa, en sus sofás o incluso en los cojines de su habitación.

La residencia de Zinedine Zidane


VER GALERÍA



Zidane se decantó por una casa de líneas clásicas. A pesar de que confió a Joaquín Torres la construcción de su hogar, optó por un estilo muy diferente al que sigue A-cero en la edificación de sus viviendas. El jugador francés tenía una idea muy particular para el jardín de su casa, lo quería a lo grande… y tuvieron que contratar a Joan Porcar, el paisajista de Port Aventura.

El hogar de Michel Salgado

VER GALERÍA



Uno de los clientes más conocidos del prestigioso arquitecto Joaquín Torres es Michel Salgado. El futbolista gallego quiso transformar la vivienda de verano que tiene en una zona privilegiada de Vigo, la playa de Samil y convertirla en una Supercasa con el estilo de A-cero.

Partía de una casa ya existente de unos 400 metros y la ampliaron a 1000. Una terraza con vistas espectaculares… una piscina interior con zona de juegos y sauna… y una cocina moderna y funcional, son algunos de los caprichos que ofrece esta vivienda de tres plantas en la que predominan dos colores, el blanco y el rojo.

La supercasa de Raúl junto a su mujer Mamen

VER GALERÍA



La vivienda de Raúl González y su mujer, Mamen Sanz es de hormigón, con líneas muy escultóricas y formas que se elevan y descienden desafiando a la gravedad en unos zigzag que parecen imposibles de materializar y convertir en una residencia real. Fue una casa hecha a la medida, Mamen y Raúl pidieron el número de habitaciones, salones y demás estancias que querían.


Más sobre: