Angelina Jolie y Brad Pitt, una mirada vale más que mil palabras