Pilotando su propio jet privado, Harrison Ford comienza sus vacaciones navideñas en familia