Katie Cassidy, entre su amor en la vida real y su novio en la ficción