El bikini dorado de la princesa Leia se vende por $96,000

By Sarah Kelsey

Cuando Carrie Fisher vistió el bikini dorado para interpretar a la princesa Leia en Star Wars: Episode VI – Return of the Jedi, seguramente no se imaginó que ese atuendo se terminaría por conviertir en una de la piezas más icónicas de moda de la industria del cine. Naturalmente, tal reliquia sería un tesoro para algunos coleccionistas, y resulta que la diminuta prenda de vestir se vendió recientemente por la nada despreciable cantidad de $96,000.

La venta del atuendo de la pincesa Leia se llevó acabo la semana pasada en una subasta realizada por Profiles in History. El precio que se pedía originalmente era de $80,000.

Carrie Fisher como la princesa Leia en el icónico bikini dorado. Foto: ©Lucasfilm Ltd./Courtesia Everett Collection

De acuerdo a los documentos de la subasta, el comprador cuyo nombre se mantuvo en el anonimato se fue a casa no sólo con el bikini dorado, sino también con una colección de documentos originales, fotografías, notas, dibujos hechos en lápiz y las medidas con las cuales fue confeccionado dicho atuendo. También se menciona en los documentos que el bikini tuvo que ser alterado durante la fimación debido a que la actriz perdió peso.

Y aunque por el precio en el que se vendió se podría pensar que la prenda está hecha literalmente de oro, la misma fue confeccionada en un tipo especial de hule pintado de color dorado. Originalmente el atuendo fue catalogado como "disfraz de esclava" y fue vendido junto con un "collar, varios eslaboles de una cadena, y una carta de autenticidad del diseñador de Star Wars, Richard Miller”.

Carrie Fisher con sus coestrellas Harrison Ford y Mark Hamill en al Comic-Con 2015. Foto: Getty Images

En 1983 durante una entrevista para Rolling Stone, la actriz que entonces tenía 27 años dijo: “En Return of the Jedi, [la princes Leia] tendrá la oportunidad de ser más femenina, más cariñosa y más humana. Pero no olvidemos que estás películas son básicamente fantasías de chicos. Así que la otra forma en que la han hecho más femenina en esta película es haciéndo que se quitara la ropa”.

En 2013 ella explicó a TIME su aversión por ese atuendo, diciendo que “es lo que una súper modelo vestiría en el séptimo infierno”.

Más sobre

Regístrate para comentar