Recorrer la distancia de la Ciudad de México hasta la frontera de los Estados Unidos y Canadá, y de vuelta en motocicleta, es un reto para los amantes de la velocidad. Sebastián Rulli, enfundado en su chaleco, casco, lentes obscuros y acompañado de sus amigos del Escuadrón 51, se encuentra manejando por esta ruta con su querida motocicleta. El amante de la velocidad se ha entregado a una de sus grandes pasiones y se encuentra cumpliendo uno de los sueños de los amantes del viento, un camino demandante pero que regala todo tipo de escenarios que admirar.

Sebastián Rulli recorre los Estados Unidos sobre ruedasVER GALERÍA

En esta primera etapa, el grupo se encuentra viajando desde la Ciudad de México y ha pasado ya por Texas, Arkansas y Missouri, ahora llegarán a Illinois, Chicago, Detroit, hasta la frontera con Canadá. Mientras que en su regreso, cambiarán la ruta, vía Pennsylvania, Maryland, North Carolina, Atlanta, Georgia, Louisiana y una vez más por el estado de Texas.

Emocionado con esta aventura, Sebastián ha compartido con sus seguidores de Instagram algunas imágenes del interesante recorrido. Una gran sonrisa ha enmarcado en todo momento este viaje que le ha permitido desarrollar uno de sus pasatiempos favoritos. No es un secreto el que Rulli es un amante de los deportes extremos, y sobre todo, de la velocidad. Su amor por las motocicletas ha sido una recurrente por años, y siempre ha compartido esta afición con sus seguidores.

Sebastián Rulli recorre los Estados Unidos sobre ruedasVER GALERÍA

La llamada “terapia de viento” tiene más que feliz al argentino que ha aprovechado su tiempo lejos de las cámaras a lo grande. El jueves daba el banderazo inicial de este recorrido a través de su cuenta de Twitter, “A unas horas de emprender un gran y soñado viaje”. Factores como la amistad, la confianza, la adrenalina y la diversión, han sido ingredientes de esta ruta que estuvo especialmente planeada para disfrutar de unos días acompañado por su motocicleta color cereza.

Aunque ha logrado contagiar este amor por la velocidad con su novia, Angelique Boyer, parece que la actriz se ha quedado en casa. Y qué mejor forma de disfrutar de estos días libres que con un tiempo entre amigas. Fernanda Castillo y Angelique decidieron aprovechar de una tarde de películas en cama, mientras Sebastián se encuentra pasando unos días con su Escuadrón. Los enamorados han aprovechado el final de su gira en teatro, para poder explotar al máximo sus pasatiempos y viajando por algunos rincones del mundo antes de volver a las pantallas chicas con nuevos proyectos.

Sebastián Rulli recorre los Estados Unidos sobre ruedasVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar