Demi Moore acepta que no fue fácil para sus hijas crecer con padres famosos

La participación de Rumer Willis en Dancing With the Stars, ha abierto la puerta para conocer más de la familia que formaran Demi Moore y Bruce Willis. A pesar de estar divorciados desde hace algunos años, los actores se han comprometido para apoyar a la mayor de sus hijas en esta nueva aventura. Y Rumer no los ha decepcionado, pues ha demostrado sobre la pista que es una digna heredera de los talentos de sus padres.

Pero más allá de los pasos de baile, el programa ha dejado ver un poco más de la dinámica familiar. Y si antes había sido Bruce quien había aparecido durante uno de los ensayos de su hija, ahora que el equipo de Rumer y Val Chmerkovskiy ha llegado a la semifinal, fue el turno de Demi de hablar sobre su relación con Rumer, Tallulah y Scout. La actriz de G.I. Jane, abrió su corazón durante la emisión de baile y compartió que sabe lo difícil que fue para sus hijas crecer rodeadas de la atención de los medios.

Demi Moore acepta que no fue fácil para sus hijas crecer con padres famososVER GALERÍA

Éste ha sido un tema recurrente durante la emisión, ya que Rumer ha confesado que los comentarios que se decían sobre ella durante su adolescencia, le afectaron y restaron mucha seguridad. Aunque para Demi, siempre ha sido perfecta, “Cuando nació, literalmente se veía como una haga mágica”, dijo la orgullosa mamá.

Por supuesto, los ocupados trabajos de sus padres hicieron que las chicas se volvieran muy cosmopolitas. “Las niñas iban a todos lados con nosotros. Si revisas mi trayectoria, ellas estuvieron en todos esos lugares”, de hecho, Rumer nació en Kentucky, ya que Bruce se encontraba filmando una película en el sur del país. Esto no siempre fue fácil, como contó Tallulah en el show, nunca estaban más de dos meses en el mismo lugar. Pero esto, hizo que las chicas se volvieran aún más unidas, convirtiéndose en mejores amigas.

Demi Moore acepta que no fue fácil para sus hijas crecer con padres famososVER GALERÍA

La fama de sus padres trajo consigo mucha atención no deseada, incluso en los momentos difíciles y privados de la familia, según narra Demi. “Cuando su padre y yo decidimos divorciarnos, probablemente tuvo el mayor impacto en ella”, explica Moore. Y es que según dice Rumer, el seguimiento de los medios no siempre es fácil, “Algunas veces, con algunas cosas que pasaron en mi familia, yo no podía salir de mi casa por una semana”.

Afortunadamente, con la edad y el tiempo, las chicas Willis han aprendido a vivir con la gran fama de sus papás. Y ahora Rumer está destacando por luz propia. “Cuando me dijo que quería hacer Dancing With the Stars, todo mi interior gritaba que no, debo de ser honesta. Pero una de las cosas más hermosas de las que he sido testigo es ver su pasión hacerse más grande que su miedo”, dijo la orgullosa mamá.

Rumer ha sorprendido a todos con su excelente desempeño en la competencia y su mamá no podría estar más contenta. “No tiene nada que ver con que sea mi hija o la de Bruce, tiene todo que ver con quién es ella”, comentó Demi, mientras su papá sólo pudo expresar lo mucho que la ama.

Demi Moore acepta que no fue fácil para sus hijas crecer con padres famososVER GALERÍA

Más sobre: