Después de cinco años de matrimonio y dos hijas, Ana Patricia Rojo y Jorge Grijalva se divorcian

Volcada en su papel de mamá y en la víspera del estreno (el próximo 6 de diciembre) de su nueva obra de teatro “Mi amiga la gorda”, Ana Patricia Rojo confirma que está en proceso de divorcio de quien fuera su esposo durante cinco años, Jorge Grijalva (se casaron en 2009). En entrevista para las cámaras del programa “Ventaneando”, la hija del primer actor, Gustavo Rojo, reconoció que su matrimonio ha llegado a su fin.

Ana Patricia RojoVER GALERÍA


“En este momentos estamos separados, mi esposo y yo. Y yo estoy exclusivamente dedicada a mi carrera y a mis hijas, y a sacarlas adelante”, reveló la actriz, quien es mamá de Ana Sofía (de tres años nueve meses)  y Ana María (dos años seis meses).


Con un semblante sereno, Ana Patricia Rojo afirmó que ante esta separación no hay nada más importante que el bienestar de sus pequeñas, por quienes ha retomado su carrera artística.


“Pase lo que pase, y entre y salga quien salga de su vida, quien va a estar ahí siempre y quien le va a armar, y quien hace todo por ellas, con toda la motivación, con todo el amor es su mamá”, aunque dijo que el padre de las niñas es un hombre responsable, no quiso entrar en detalles sobre el acuerdo de manutención al que llegaron.


Ana Patricia RojoVER GALERÍA


Como en todas las etapas de su vida, en este proceso de divorcio, la actriz está cien por ciento cobijada por su papá, quien simplemente está encantado con sus nietas, a quienes ocasionalmente recoge en el colegio.


“Es una cosa preciosa, cuando yo no puedo, a veces, pasa por ellas a la escuela, viene a comer con nosotros, juega con ellas, les cuenta cuentos, juega a las escondidas (…) Es un deleite y una bendición verlos”, comentó la actriz sobre la relación entre sus hijas y su padre.


Además del teatro, Ana Patricia Rojo prepara su regreso a las telenovelas en la nueva producción de Angelli Nesma, “Que te perdone Dios” (protagonizada por Zuria Vega y Mark Tacher), proyecto para el que ha tenido que grabar algunas escenas en Mineral de los Pozos (Guanajuato), la principal locación de este melodrama.

Más sobre: