Un año después de su separación

Esmeralda Moya y Carlos García se reconcilian y ya viven juntos con su hijo Bastian

Hace un año, y tan solo cinco meses después del nacimiento de su primer bebé, los actores Esmeralda Moya y Carlos García tomaban la inesperada y sorprendente decisión de separarse. Lo hicieron de forma muy discreta, sin dar explicaciones ni ofrecer declaraciones. De hecho, lo único que se supo de esta ruptura fue, según fuentes cercanas, que no había habido terceras personas y que el principal motivo de la ruptura fue el desgaste de su relación. Lo que sí se supo entonces fue que la pareja estaba tratando de llevar la separación de un modo amistoso, por el bien de su hijo.

esmeralda-moya1VER GALERÍA

Ahora, un año después, la revista ¡HOLA! publica que la pareja se ha dado una segunda oportunidad. El pequeño Bastian ha tenido mucho que  ver en este volver a empezar. Según nos cuentas fuentes cercanas, Esmeralda y Carlos habrían tomado la decisión de volver a intentarlo por ese proyecto de familia que comenzaron juntos. De esta forma los jóvenes actores han dado el paso definitivo en su reconciliación volviendo a vivir juntos. En la revista aparecen los tres saliendo a hacer la compra, como una familia más.

esmeralda-moya2VER GALERÍA

Esmeralda, nuestra querida bloguera de hola.com, y Carlos se conocieron durante el rodaje de la serie Homicidios y, tras un intenso y bonito noviazgo se dieron el 'sí, quiero' el 30 de junio de 2012. Ahora vuelven a poner el marcador a cero, pero con una gran diferencia y un motivo más para luchar: su hijo Bastian.

esmeralda-moya3VER GALERÍA



Anoche, Esmeralda Moya dejaba de manifiesto su felicidad de volver junto al padre de su hijo. La actriz, con una amplia sonrisa y vestida con un elegante diseño en color fucsia, acudió a una fiesta solidaria en beneficio de la infancia celebrada en el Casino de Madrid. Allí coincidió con numerosos rostros conocidos como Tamara Falcó, Sonia Ferrer, Sebastián Palomo Danko, 
o Elena Furiase, que quisieron aportar su grano de arena para ayudar a la fundación SOS, que cumple 15 años, en el mantenimiento de la guardería Ketty en Senegal.

Más sobre: