'Ocho apellidos vascos', 'El Niño', 'La isla mínima' y ahora 'Torrente 5'... ¡Que continúe el éxito del cine español!

Grandes cifras en taquilla, historias redondas y nuevos actores, el 2014 está resultando un buen año para el séptimo arte nacional

El año 2014 ha sido un gran año para el cine español. A lo largo de este periodo se han estrenado comedias, thrillers y dramas que han demostrado que la taquilla patria está más viva que nunca. Ha sido un periodo en el que actores consagrados, como Javier Cámara, Carmen Machi o Luis Tósar, se han mezclado en las pantallas con nuevos fichajes como Natalia de Molina, Dani Rovira o Jesús Castro demostrando así el futuro de la cantera española.

nullVER GALERÍA


Según cifras del Ministerio de Educación, a dos meses de terminar el 2014, a lo largo del año se han estrenado 33 películas “made in Spain”, pero a eso hay que sumar que algunas de las cintas con más éxito en taquilla computan dentro del periodo anterior, como Ocho apellidos vascos o Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Precisamente esta comedia fue el primer plato fuerte del año, la historia de amor entre un andaluz y una vasca –que para rizar el rizo viven un romance que traspasa la pantalla, cuando Clara Lago y Dani Rovira se enamoran- se mantuvo durante varias semanas en el primer puesto de la taquilla, convirtiéndose en la película española más taquillera de todos los tiempos, superando los 42 millones de recaudación que registró Lo Imposible en el año 2012, según informó la distribuidora de la cinta. Este éxito sin precedentes para una historia con una idiosincrasia tan española, hizo que pronto los productores se pusieran a trabajar en una segunda parte que mantuviera la misma esencia del film.

nullVER GALERÍA


Sin embargo, cuando pensábamos que habría que esperar mucho tiempo para ver como una película española volvía a incendiar la taquilla, llegó El Niño y se convirtió en la película más vista en el fin de semana de su estreno en los cines españoles, superando a Ocho apellidos vascos en su estreno. El thriller sobre narcotráfico obtuvo 2,8 millones de euros, frente a los que 2,7 que registró la comedia, aunque por supuesto el filme de Martínez-Lázaro sigue manteniendo su récord de taquilla, que fue durante su tercer fin de semana cuando logró su punto álgido.

El film de Daniel Monzón llegó cinco años después del taquillazo Celda 211 y algunos críticos le vaticinan varias estatuillas en los premios Goya. El director repitió con Luis Tosar, pero sorprendió con la apuesta de Jesús Castro, un chico que llegó al casting de forma inesperada y que pronto se ganó el favor de sus compañeros de reparto y más tarde el del público, coronándose además como “el nuevo guapo del cine español”.

El triunfo de esta historia -que cuenta como dos jóvenes se inician en el mundo del narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar- le hizo ser una de las preseleccionadas para representar a España en los Óscar, junto a 10.000 Km y Vivir es fácil con los ojos cerrados. Esta última, triunfadora de los Goya, es la que finalmente se pone en manos de la academia de Hollywood.

nullVER GALERÍA

Pero la gloria de este 2014 para el cine español no terminaba aquí, puesto que septiembre nos tenía reservado otro estreno, ovacionado tanto por la crítica como por el público. La isla mínima desembarcó en el Festival de San Sebastián para recoger el Premio Feroz Zinemaldia, otorgado por la Asociación de Informadores Cinematográficos de España, que reúne a periodistas y críticos de todo el país. La cinta de Alberto Rodríguez -Grupo 7 o 7 vírgenes- relata la historia de dos policías de homicidios de Madrid, ideológicamente opuestos durante la transición española que son desplazados a las marismas del Guadalquivir a investigar la desaparición de dos chicas adolescentes. Aunque no ha llegado a alcanzar las cifras de El Niño o de Ocho apellidos vascos, lo cierto es que este trabajo de cine negro ha tenido una excelente acogida en su estreno y ha llevado a las salas más de 130.000 espectadores, según su productora.

No cabe duda de que la cosecha del 2014 ha sido buena para el cine español, pero aún queda por descorchar alguna botella que otra. El próximo fin de semana llegará a nuestros cines una vieja conocida de la pantalla patria: Torrente 5: Operación Eurovegas. Hasta ahora la taquillera saga siempre ha contado con una legión incondicional de seguidores del personaje interpretado por Santiago Segura, que le aseguran una buena recaudación. En su quinta entrega cuenta con el apoyo del actor internacional Alec Baldwin, hablando en español, y de Jesulín de Ubrique , el torero con más sentido del humor de nuestro país que se atrevió a rodar en inglés.

nullVER GALERÍA

Las próximas semanas seguirán llevando cintas de firma española a las salas, como Dioses y perros, protagonizada por Hugo Silva y Megan Montaner; REC 4, otra de las sagas de nuestro país, con el retorno Manuela Velasco o Magical Girl, que logró la Concha de Oro el Festival de San Sebastián. Muchas guindas con las que se puede coronar un año, ya redondo, para el cine español.


Más sobre: