Antonio Banderas se aleja de Hollywood para curarse las heridas en España

El actor está a punto de comenzar el rodaje de su último trabajo, ‘Altamira’, que le mantendrá por tierras cántabras hasta diciembre

Antonio Banderas necesita reconstruir su vida tras la ruptura de un matrimonio que ha durado nada menos que 18 años, curar las heridas y empezar de nuevo, y para ello nada mejor que alejarse de Hollywood y regresar a España, rodeado de su familia y amigos, y recibiendo el apoyo de todos sus admiradores.

><img alt=VER GALERÍA


Por eso su nuevo proyecto, el rodaje de la película Altamira en Cantabria, va a actuar como un auténtico bálsamo reparador en los próximos meses. Escenarios naturales de ensueño, deliciosa gastronomía y un proyecto lleno de retos que le mantendrá ocupado hasta diciembre. Justo lo que el actor necesita.

Banderas, además, se va a alejar en esta película del tipo de papeles duros que ha interpretado en los últimos tiempos en Los Mercenarios 3 o en Autómata, la película de ciencia ficción con Melanie Griffith que acaba de presentar en San Sebastián.

><img alt=VER GALERÍA


En esta ocasión Antonio se convertirá en Marcelino Sanz de Sautuola, un arqueólogo y científico amateur de finales del siglo XIX que, con junto a su hija María, de ocho años, descubrieron en Cantabria una de las obras prehistóricas más importantes de la Historia: las pinturas de Altamira.

Se trata de un papel complicado ya que a pesar del descubrimiento, Marcelino se encontró tras su descubrimiento con una comunidad científica que no sólo dudó de él sino que incluso la máxima autoridad en Prehistoria del momento, el francés Émile Cartailhac, le acusó de falsificación, lo que le supuso también una dolorosa ruptura también con su propia familia.

La película, dirigida por el británico Hugh Hudson, autor de Carros de fuego, iniciará su rodaje en pocos días, será en inglés y contará con exteriores maravillosos como Santillana del Mar, Comillas y como no, el Museo y la Neocueva de Altamira donde se encuentra la reconstrucción de las pinturas originales.

Antonio está feliz con el proyecto, primero porque estaba deseando rodar de nuevo en España y segundo porque se enfrenta a una historia que, según sus propias palabras, es “un drama familiar que se extrapola a algo mucho más grande ya que generó un gran enfrentamiento entre iglesia y ciencia y, además, es una historia que conoce poca gente”.

><img alt=VER GALERÍA


Lo que tampoco conoce la gente es si la que se ha considerado como la nueva novia de Banderas, la asesora financiera holandesa Nicole Kimpel, le acompañará en esta aventura o se contentará con visitarlo de vez en cuando.

Aunque pasaron juntos unos días en la Costa Azul aprovechando los descansos de Antonio en la promoción europea de Los Mercenarios 3, lo cierto es que no se les ha vuelto a ver juntos, por lo que los espectaculares paisajes de Cantabria podrían ser el escenario escogido para disfrutar juntos de su incipiente relación.

Más sobre: