Y el amor se vistió de largo en San Sebastián

Claudia Traisac y Josh Hutcherson, más conocido por interpretar al novio de Jennifer Lawrence en 'Los Juegos del Hambre', robaron cierto protagonismo a Benicio del Toro y Orlando Bloom en la penúltima noche del Festival

La cuenta atrás para la clausura del Festival de Cine de San Sebastián ya ha comenzado, pero anoche pudimos disfrutar de una velada de lo más romántica. Y es que en esta edición hemos conocido a una sorprendente pareja, la formada por Claudia TraisacJosh Hutcherson, protagonistas del filme Escobar: paraíso perdido. Los actores se enamoraron durante el rodaje de la película y, aunque llevan su relación con gran discreción, su amor se ha convertido en noticia, ya que la bella actriz española ha robado el corazón del novio de Jennifer Lawrence en Los Juegos del Hambre.

Y el amor se vistió de largo en San SebastiánVER GALERÍA

Claudia y Josh, muy elegantes, pasearon su amor por el Kursaal durante la clausura de la sección Perlas del Zinemaldia, en la que Benicio del Toro, su compañero en Escobar: paraíso perdido, recibió el Premio Donostia en reconocimiento a su trayectoria. Tras una larga ovación, Del Toro tomó la palabra en el escenario y aseguró que las veces que había estado en San Sebastián, "unas cuantas", se había sentido "siempre como en casa". "Ahora recibo este premio y el sentimiento que me suscita es 'suprasuperreal' porque veo quiénes lo han recibido" antes. En una de esas visitas, continuó, acudió a un restaurante, "donde comí exquisito como en todas las esquinas de esta ciudad", y le llamó la atención una fotografía en la que aparecía un pescador exhausto. "A ese ¿qué le pasó?", preguntó el actor, ante lo cual la camarera le contestó: "El esfuerzo". Con el Premio Donostia en la mano, el actor se preguntó a sí mismo: "¿Y esto?... El esfuerzo".

Y el amor se vistió de largo en San SebastiánVER GALERÍA

Sin embargo, el premio lo dedicó al "pedacito de tierra" donde nació, donde aprendió a jugar, donde "tiró su primera piedra y aprendió que no había que tirar más", donde fue por primera vez al cine, aprendió a amar, a llorar y a respetarse a sí mismo. "La tierra (Puerto Rico) donde aprendí a soñar y a nunca perder la fe", concluyó, poco antes de abandonar el escenario.

Pero Del Toro no fue la única estrella internacional que desfiló anoche en el Kursaal. También lo hizo Orlando Bloom para presentar la película que produce The greasy handes preachers, en la sección Savage Cinema. El actor británico llegó al Festival de Cine de San Sebastián a medianoche, como Cenicienta, escoltado por el rugir de una treintena de moteros. El príncipe Legolas de la trilogía El señor de los Anillos, la última estrella rutilante del universo de este Zinemaldia 2014, derrochó simpatía entre sus centenares de fans, muchas de las cuales llevaban cerca de dos horas esperándole.

Y el amor se vistió de largo en San SebastiánVER GALERÍA

Vestido absolutamente informal, vaqueros negros, deportivas en color berenjena brillante, camiseta de rayas marineras y largo pelo negro, Bloom provocó auténticos alaridos en la sala de cámara del Kursaal K2, aunque bien es cierto que la mayoría los provocaban los propios actores de la película que llegaron al delirio cuando el británico pidió un aplauso para ellos. "Es un placer estar aquí con este grupo de gente, en esta ciudad", comenzó diciendo el atractivo Will Turner de Piratas del Caribe, la maldición de la Perla Negra.

Ya como productor de la cinta, sólo dijo que la eligió porque "le había chocado mucho la integridad de la historia, una película -dijo-, que "parte de la idea circular de que los hombres y las mujeres salgan de si mismos para volver a sí mismos", aunque acto seguido explicó que lo entenderían cuando vieran la película. "Siempre he querido a las motos", se despidió el actor, también embajador de buena voluntad de Unicef desde 2009.


También disfrutaron de la velada en el Kursaal, Juana Acosta y algunos de los protagonistas de Murieron por encima de sus posibilidades, del director Isaki Lacuesta, como José Coronado, Emma Suárez y Raúl Arévalo. El filme se proyectó por primera vez con público, tal y como refleja esta imagen compartida por Coronado en su cuenta de Twitter.

Más sobre

Regístrate para comentar