Carolina Cerezuela y Carlos Moyá: 'Han sido tres años de amor maravillosos y rodeados de niños como siempre hemos soñado'

La pareja reaparece feliz y enamorada en el lanzamiento de unas nuevas pulseras días después de celebrar su tercer aniversario de boda con sus hijos

 

carolina-cerezuela-4VER GALERÍA

 

Carolina Cerezuela y Carlos Moyá son de esas parejas que siempre derrochan amor y en esta ocasión con mayor motivo ya que acaban de cumplir su tercer aniversario de boda. La pareja, que se ha convertido en una de las más estables del panorama nacional, hicieron balance de estos tres felices y maravillosos años de casados durante la presentación de las nuevas pulseras SilincodeSo (un nuevo dispositivo, que sirve para encontrar a la persona que la lleve en caso de pérdida) y revelaron que compartieron un día tan especial junto a sus dos hijos mayores, Carla y Carlos: "Han sido tres años de amor maravillosos y una época muy bonita con niños alrededor que era lo que hemos soñado siempre".




No saben lo que es una crisis, ni los celos (porque no se dan motivos), tampoco discuten y jamás han estado 24 horas sin hablarse…, pero no tienen recetas para un amor como el suyo. El tenista sugiere que "hay relativizar los problemas" y la actriz comenta que su marido es un hombre casero y muy padrazo del que es muy fácil enamorarse. También comparten y renuncian ambos por igual, si bien es cierto que "sus planes son más suculentos y apetecibles que los míos", confiesa la actriz.

Este verano tienen uno de esos. La pareja y su familia numerosa disfrutarán de sus vacaciones estivales en Palma de Mallorca, localidad de Carlos y el destino preferido de los niños. Allí dedicarán su tiempo de ocio y relax a hacer "lo más normal del mundo… salir al jardín, ir a la piscina, bañarse en mar, practicar algo de deporte…". Para la pequeña de la casa, Daniela, que acaba de cumplir tres meses, será su primer verano.

carolina-cerezuela-1VER GALERÍA



Al matrimonio se le cae la baba al hablar de sus pequeños y ambos reconocen que se compenetran muy bien en su función como padres: "El cambio es con el primer hijo, cuando todo es nuevo y todo es una experiencia… Luego con el segundo y con el tercero, más o menos has vivido todas las anteriores situaciones y el cambio es que hay uno más, más trabajo, más lío, más ambiente en casa…", declara el tenista. La pareja confiesa que ya ha cumplido su sueño de formar una familia numerosa, aunque tampoco descarta ampliarla, si bien esperarán: "Ella tiene que descansar un poquito. Es duro tener tres partos con cesárea tan seguidos".

Carolina se ha recuperado estupendamente del último parto y ahora va a empezar a combinar el ejercicio físico (una vuelta al gimnasio de su marido relajada) con una dieta equilibrada. No será hasta el próximo mes de septiembre, cuando la alicantina, hasta ahora muy centrada en el cuidado de sus tres hijos, comience a alternar su vida personal, con la profesional: "A la vuelta del verano me pondré a hacer agenda y organizar la temporada. Me encantaría trabajar como actriz, pero compatibilizar los horarios de rodaje de una serie con la familia es más complicado que hacer algún programa de televisión". 

Más sobre: