Romántica cena para dos para celebrar el éxito de Brad Pitt y Angelina Jolie

La pareja dejó en casa por unas horas a sus hijos para disfrutar de una romántica y privada cena a la italiana

null 

 

Son una de las parejas más atractivas del mundo cinematográfico, y conquistan allá donde van. Convertidos en el mejor apoyo mutuo desde que comenzaran su relación, Brad Pitt y Angelina Jolie acuden habitualmente juntos a eventos públicos y todo tipo de acontecimientos en los que vemos desfilar su amor por alfombras rojas y 'photocalls'. Sus respectivas carreras mantienen sus agendas muy ocupadas, pero también saben encontrar tiempo para disfrutar de algunos momentos románticos y privados, tal y como demuestran las imágenes de la última salida de la pareja.

 

null

 

Brad y Angelina se alejaron de los focos de Hollywood y dejaron durante unas horas en casa a sus hijos para pasar una agradable velada un restaurante italiano. El local, propiedad del también actor Robert de Niro, fue el escenario perfecto para disfrutar de la cena en la intimidad. La pareja se vistió para la ocasión, con una camisa blanca, gorro color beige y gafas de sol en el caso de Brad, y un conjunto negro con transparencias en el de Angelina.  

Pese a ser una velada privada, no pudieron evitar ser fotografiados a la salida del restaurante, que abandonaron por una de sus puertas laterales. Cogidos de la mano, Brad, de 50 años, y Angelina, de 39, pasearon ante los fotógrafos con la vista clavada en el suelo, pero sin disimular la sonrisa después de la romántica y divertida cena. Ya en la parte trasera del coche que les llevó de vuelta a casa, la pareja de actores se dedicó miradas cómplices y enamoradas, señal de la gran velada que habían pasado.  

No son muy frecuentes los ratos en los que los dos actores pueden disfrutar de la intimidad. Con seis hijos a su cuidado y unas exitosas carreras profesionales, el tiempo libre escasea para Brad y Angelina. Recientemente veíamos a la actriz junto a sus hijos Knox, Shiloh, Pax y Vivienne aterrizando en Tokio como parte de la promoción de la película Maléfica, uno de los últimos proyectos de Angelina.

Más sobre: