Drew Barrymore celebra su 'baby shower' con sus 'tres rubias favoritas': Gwyneth, Cameron y Reese

Apenas quedan dos semanas para que Drew Barrymore dé a luz a su segundo hijo, otro niña, pero la experiencia es un grado y la actriz vive con tranquilidad los días previos al alumbramiento. Tanto que el pasado fin de semana organizó su baby shower junto a su marido Will Kopelman en Los Ángeles. Sus íntimas amigas Gwyneth Paltrow, Cameron Díaz y Reese Whiterspoon no faltaron a la celebración, a la que asistieron un total de 50 invitados que agasajaron a los felices papás con regalos para el bebé.


VER GALERÍA

Como es habitual en este tipo de celebraciones, los asistentes sometieron a la embarazada a diversas pruebas de cómo ser madre y no morir en el intento. "Drew se divirtió mucho", comentó uno de los invitados, y añadió: "Está preparada para que nazca el bebé". Barrymore y Kopelman ya son padres de una niña, Olive, de dieciséis meses.




Drew Barrymore se ha mantenido muy ocupada en estos últimas semanas de embarazo. A principios del mes de abril asistió a un evento para celebrar el Día de la Seguridad Infantil y en marzo viajó a Las Vegas para recibir un premio en el CinemaCon y realizó una escapada sólo para chicas a Napa Valley, en California, con sus mejores amigas, Reese Whiterspoon y Cameron Díaz. Según la propia Barrymore, ha estado mucho más relajada durante su segundo embarazo. "Es más fácil porque cuando estás embarazada por primera vez, estas aterrorizada por cada cosa que ocurre, así que estás muy ocupada, centrada en el bebé y el tiempo pasa más deprisa". A su vez nos cuenta cómo ha ido preparando a la pequeña Olive para convertirse en una buena hermana mayor. "Apunta a mi tripa y dice bebé. De hecho ahora alimenta a su muñeco con un biberón, así que está practicando. Quizá será capaz de alimentar a su hermana. Olive adora a los bebés y a los niños".

Más sobre: