Una emocionada Carolina Cerezuela nos presenta a su hija recién nacida, Daniela

La actriz y el tenista Carlos Moyá han cumplido su sueño de convertirse en familia numerosa

Espectacular y sin poder ocultar la felicidad de volver a ser mamá, Carolina Cerezuela abandona junto a su marido, Carlos Moyá, la clínica Ruber Internacional de Madrid con su hija en brazos. Daniela vino al mundo el miércoles, 9 de abril, a las 14:40 horas, tal y como confirmaron los felices papás en su perfil personal de las redes sociales. El matrimonio posaba a las puertas del hospital demostrando la felicidad que sienten de volver a casa siendo uno más en la familia. Carolina, radiante con un conjunto de camiseta y pantalón negro y una gabardina blanca, posaba con su hija, una preciosa muñequita vestida de rosa a la que no soltaba la manita. A su lado el feliz papá, con el que la actriz se fundió en un beso ante las cámaras.

VER GALERÍA


Tres días después de dar a luz, era la propia Carolina Cerezuela quien explicaba a través de su cuenta de Twitter la razón por la que todavía no había podido volver a su hogar con su bebé."¡Buenos dias! Un día mas recuperándome de un pequeño contratiempo, en unos días seguro que nos vamos a casa con Daniela. Gracias a tod@s!".

VER GALERÍA



Concluido el periodo de reposo, la familia Cerezuela-Moya vuelve a casa. Con la llegada de Daniela han cumplido su sueño de convertirse en familia numerosa. Este es el tercer hijo de la pareja en solo cuatro años. El 18 de agosto de 2010 nacía en la Clínica Palmaplanas de Palma de Mallorca su primera hija Carla. En el mismo lugar, el 12 de diciembre de 2012, volvían a ser padres de un niño llamado Carlos, que apenas se lleva poco más de un año con su hermana Daniela. "Hemos querido que la diferencia de edad entre los tres niños sea mínima para que puedan crecer y jugar juntos", señalaba el feliz matrimonio en la revista ¡HOLA!

VER GALERÍA



Durante estos días la feliz mamá ha recibido numerosas visitas en el hospital. A las puertas del centro médico hemos podido ver a la orgullosa abuela materna, María José Gil, acompañada de su hija, Laura, quien llegada a la clínica con una amplia sonrisa deseosa de conocer a su sobrina, y de su marido, Vicente Gil. "Están estupendamente. Estamos con una felicidad inmensa, de verdad. Os lo contarán ellos. La niña es preciosa" declaraba la madre de Carolina. Carlos Moyá llevó también a sus dos hijos para que conocieran a su hermanita y futura compañera de juegos. Por la clínica también pasaba Susana Uribarri, la representante de Carolina Cerezuela, para dar la enhorabuena a la feliz pareja.

 

Más sobre: