La madre de Paul Walker solicita la custodia legal de su nieta

El actor dejó escrito en su testamento que quería que su madre y abuela de la niña se encargara del cuidado de Meadow, de 15 años

Cuatro meses después del trágico fallecimiento del actor Paul Walker en un trágico accidente de coche, el futuro de la hija del actor, Meadow Walker, continúa en el aire. La familia del fallecido Paul Walker ha iniciado un proceso legal para obtener la custodia de la hija del actor de 15 años. El actor dejó escrito en su testamento que quería que su madre y abuela de la niña se encargara del cuidado de Meadow. Durante los últimos tres años Meadow vivió junto a su padre después de que en 2011 abandonase Hawai donde vivía con su madre. 


Paul Walker y su hija MeadowVER GALERÍA



La madre de Paul Walker, Cheryl Ann Walker, ahora ha solicitado ante el juez la custodia de su nieta alegando que su madre biológica, Rebeca Soteros, tiene serios problemas con el alcohol tras haber sido detenida en dos ocasiones por conducir bajo la influencia del alcohol en 2003 y 2013. De hecho, desde el fallecimiento del actor, Meadow y Rebecca viven con su abuela, una decisión acatada por la madre ya que la niña deseaba continuar viviendo en California. Según explica TMZ, Cheryl ha declarado en los juzgados que “se considera totalmente capacitada para hacerse cargo de su nieta, pues ha criado a cuatro hijos y es enfermera titulada”.


Paul WalkerVER GALERÍA



Meadow Walker es la heredera universal de la fortuna de su padre, un patrimonio que asciende a 19 millones de euros. El padre de Paul Walker quiere que Cheryl Ann Walker, abuela de la niña, sea nombrada su tutora y supervise su patrimonio hasta que Meadow cumpla 18 años.

Más sobre: