Los actores de 'Perdidos' se reúnen diez años después

Jorge García, Maggie Grace, Ian Somerhalder, Yunjin Kim, Josh Holloway, Henry Ian Cusick y Malcolm David Kelley asistieron al festival PaleyFest de Los Ángeles

Las estrellas de la popular serie Perdidos se han reunido 10 años después. En el festival de televisión PaleyFest en Los Ángeles tuvo lugar el esperado reencuentro con algunos de sus protagonistas. Jorge García, Maggie Grace, Ian Somerhalder, Yunjin Kim, Josh Holloway, Henry Ian Cusick y Malcolm David Kelley quisieron rememorar la serie que les hizo famosos. Hubo grandes ausencias como la de Matthew Fox, Terry O´Quinn o Evangeline Lilly, pero los que estaban hicieron las delicias de sus fans en el décimo aniversario de la serie.

VER GALERÍA

Perdidos marcó para muchos un antes y un después en el mundo de las series de televisión. El primer capítulo de los 121 de las seis temporadas -un piloto de doble duración- se estrenó el 22 de septiembre de 2004, fue en su momento el episodio más caro de la historia de la televisión con unos 10 millones de euros de presupuesto

nullVER GALERÍA



Durante el encuentro se hizo palpable la buena relación que existe entre los actores y los buenos recuerdos que guardan tras su paso por la serie. Hablaron de su experiencia como pasajeros del vuelo 815 de Oceanic, de algunas teorías que siempre hubo desde el comienzo de la serie y, como no, de su impactante final. Los actores explicaron además cómo algunos de ellos tenían miedo de que su personaje muriera tras la sorpresa de ver cómo Boone (Ian Somerhalder) desaparecía el primero. "Pensamos que matar a un personaje tan querido daría mucha energía a la serie, así dejaríamos claro que nadie estaba a salvo", confiesan los creadores de la serie, Carlton Cuse y Damon Lindelof. De hecho, Yunjin Kim contó que cuando leyó en el guión que su personaje, Sun, estaba embarazada respiró aliviada al pensar que no la matarían. Otros en cambio, Henry Ian Cusick -Desmond Hume en la serie-  "no sabía nada".

nullVER GALERÍA



El equipo dejó caer entre risas que, aunque no se podían llevar nada del set, algunos guardan cosas del rodaje. Lindelof, al parecer ,tiene en su casa una mesa de café realizada a partir de la tapa de la escotilla, y Cuse, el reloj de la cuenta atrás. Por último, revelaron que la idea inicial era sorprender y atrapar al público, por eso, el plan era matar a Jack (Matthew Fox) en el episodio piloto y que esto fuese un shock para los espectadores. Finalmente, los directivos de la cadena consiguieron que Lindelof y Cuse cambiaran de opinión y así sucedió con un resultado de seis temporadas de gran éxito en todo el mundo.


Más sobre: