Olivia Molina: 'Conciliar la vida familiar con el trabajo es duro, pero bonito'

La actriz tuvo a su hija Vera en agosto de 2012 y está a punto de estrenar una obra teatro

De nuevo subida a las tablas del teatro. Olivia Molina verá de nuevo cómo se alza el telón en el teatro interpretando a una de las protagonistas de la obra El viaje a ninguna parte. Este supone su regreso a las salas de teatro después de haber sido madre por primera vez de una niña, Vera, el pasado 23 de agosto de 2012. Desde entonces su prioridad ha sido cuidar y disfrutar de su pequeña, aunque ahora escuchará de nuevo los aplausos en directo del público. No es este el primer montaje que afronta, ya que tras ser madre reapareció en televisión en la serie Luna, el misterio de Calenda, aunque es cierto que desde entonces (mediados de 2013) no se había involucrado en otro proyecto.

 

nullVER GALERÍA



Con una sonrisa que denota las ganas que tiene de volver a reencontrarse con sus incondicionales, Olivia presentó este título, basado en una novela de Fernando Fernán Gómez, uno de los grandes de la interpretación española. “El teatro tiene eso de que cada día tienes sensaciones nuevas e inesperadas. Me hace sentir muy viva y presente” dijo. Con respecto a cómo va a conciliar su vida familiar con el teatro, Olivia dijo: “Como todas las mamis que trabajamos, es duro, pero bonito, se lleva día a día. No hay una fórmula”. La artista añadió que el trabajo “es parte de la vida” y que “está agradecida por tenerlo”.

 

VER GALERÍA

 

La historia narra la decadencia de una compañía de teatro ambulante que viaja por los pueblos de la España de los años 50 representando obras cómicas. Ella interpreta a una de las artistas de la citada compañía en la función que estará del 14 de febrero al 6 de abril en el teatro Valle-Inclán de Madrid. Amparo Fernández, Antonio Gil, Camila Viyuela, Tamar Novas y Miguel Rellán están también en el elenco. Camila aseguró que "ha aprendido mucho de sus compañeros".

 

VER GALERÍA

 

Olivia Molina y Sergio Mur fueron padres por primera vez en el mes de agosto de 2012 de una niña, Vera, que tiene locos a sus padres. “Está feliz, creciendo gracias a Dios sana y estoy completamente enamorada de ella” confesaba Olivia el pasado octubre.

Más sobre: