Ethan Hawke y Andie MacDowell hacen célebre la frase 'no sin mi hija’

Desde hace días se suceden las entregas de premios y festivales por todos los rincones del mundo. Anoche la Berlinale contó con muchas estrellas, entre ellas con la bella Andie MacDowell. En cada una de sus apariciones, ya sea en un desfile con su hija menor, Sarah, o en una alfombra roja con la mayor, Rainey, la actriz y modelo, de 55 años, presume de ellas y hace una nueva versión de No sin mi hija, película de la década de los 90 interpretada por Sally Field. Las dos hijas de Andie han heredado su belleza y prueba de ello es que anoche vimos a MacDowell pasear con Rainey, de 24 años, mientras asistía al estreno de la cinta brasileña Praia do futuro en la 64ª edición de la Berlinale. La joven posee la impresionante huella de la belleza de su madre y de su padre, el exmodelo Paul Qualley, quienes se divorciaron en 1999.


Andie MacDowell y su hija RaineyVER GALERÍA



Además de guapa, Ranie sigue los pasos de su madre en el mundo de la interpretación. "Adora actuar y cantar", confiesa la protagonista de Cuatro bodas y un funeral, aunque admite que Rainey tiene algo completamente distinto a lo yo tenía, algo que la hace especial. "Yo sé cantar, pero no tengo la voz que tiene ella. Es un don", asegura su orgullosa mamá.


Ethan Hawke con su hija Maya y Julie Delpy en el almuerzo de los OscarVER GALERÍA



Maya Hawke es otra de las jóvenes que podría seguir los pasos de sus célebres papás, Ethan Hawke y Uma Thurman. A sus 15 años es habitual desfilar en distintos eventos cinematográficos con sus famosos papás. El pasado lunes Ethan Hawke se llevó a Maya al almuerzo de los Oscar. Padre de hija posaron junto a Julie Delpy, su coprotagonista y coguionista en Antes del anochecer, película que opta a la estatuilla al mejor guión adaptado.

Maya es la combinación perfecta de las mejores cualidades de Ethan Hawke y Uma Thurman. Tiene la nariz y los expresivos ojos azules de su padre y ha heredado la tez, la melena rubia y esa belleza tan especial que siempre ha caracterizado a su madre. Por eso, con tan sólo 15 años ya consigue acaparar todas las miradas allá a donde va. Recientemente la joven también fue la bella acompañante de su padre en una fiesta que tuvo lugar en el Hotel Beverly Wilshire de Los Ángeles.

Más sobre: