George Clooney, Matt Damon y Christian Bale, los actores más 'gamberros' de la Berlinale

Las estrellas de Hollywood han sacado su lado más divertido en el festival de cine

Largas horas de promoción, entrevistas, posar ante las cámaras, alfombras rojas y glamour se combinan con ruedas de prensa y esperas en los aeropuertos, firmas de autógrafos, gritos de las fans… Todo forma parte del oficio de ser actor. A pesar de lo cansado que puede ser ir de un lado a otro con una película bajo el brazo, no tiene por qué ser aburrido. De hecho, hay actores de Hollywood que hacen precisamente lo contrario, lo convierten en un juego. Y así lo han demostrado estos días sacando su lado más gamberro en la Berlinale.

 

nullVER GALERÍA



Sin duda el más travieso, siempre lo es, fue George Clooney. Al frente del plantel de actores que protagoniza la cinta The monuments men, el artista convirtió el posado previo a la rueda de prensa en una divertida fiesta desde el minuto uno, haciendo que todos los actores salieran bailando una especie de “conga”. John Goodman, Matt Damon, Jean Dujardin y Bill Murray, con uno de sus inseparables sombreros –“le dije que no se pusiera un sombrero y ¿qué ha hecho? ¡Ponérselo!” se carcajeaba Clooney-, se dejaron conquistar por el buen humor de George.

 

nullVER GALERÍA



Incluso con los cientos de fans que les esperaban al pie de la alfombra hicieron bromas. Como la de George tirando del brazo de una de ellas, algo que siempre le hacen a él cuando se acerca a firmar autógrafos. ¿Qué sentiría esa chica?

 

VER GALERÍA



No se quedaron atrás los miembros del casting de La gran estafa americana que hicieron una parada en Berlín antes de ir al almuerzo de nominados a los Oscar. Bradley Cooper y Christian Bale sorprendieron a la prensa con sus muecas y risas en el photocall. Así es imposible que el jet lag te afecte.

 

nullVER GALERÍA


Aunque para posado inesperado el de Shia Labeouf. Sin palabras se quedó la prensa. El actor apareció en la première de Nymphomaniac, dirigida por Lars von Trier, con una bolsa de papel en la cabeza con el siguiente mensaje: “Ya no soy famoso”. Tras las críticas recibidas por su cortometraje titulado Howard Cantour, inspirado en la novela gráfica Justin M. Damiano, creada por Daniel Clowes, a quien el actor no mencionó en su trabajo, Shia aseguraba que estaba decidido a abandonar la vida pública. De ahí la declaración de intenciones.

 

VER GALERÍA


Bueno, también hubo situaciones más normales como el desfile de bellas actrices entre las que estaban Uma Thurman o Diane Kruger, que presentaron Nymphomaniac y The better angels, respectivamente. 

Más sobre: