Drew Barrymore disfruta de su pequeña Olive a punto de dar a luz a su segunda hija

La actriz y su marido continúan disfrutando de la vida en familia, que pronto ampliarán

Drew Barrymore se encuentra en un dulce momento a nivel personal y profesional. La actriz, que acaba de publicar su primer libro de fotografía, dará muy pronto la bienvenida a su segunda hija, un bebé que ella y su marido, Will Kopelman, esperan con ilusión. Pero hasta el momento en el que se produzca el nacimiento de la pequeña, el matrimonio continúa disfrutando de la vida en familia con Olive, la primera hija de la pareja.

  

nullVER GALERÍA

 

Drew y Will pasearon por las calles de Los Ángeles en compañía de su niña. La actriz lució tripita con un 'look' informal, combinando pantalones vaqueros con camiseta premamá a rayas, grandes gafas y cómodos zapatos. Pese a su avanzado estado, Drew llevaba a su hija en brazos, mostrando la buena forma física en la que se encuentra. La pequeña Olive, que cumplió su primer año en septiembre, pronto tendrá la mejor compañera de juegos con su futura hermanita, ya que la diferencia de edad será mínima.

 

nullVER GALERÍA

 

La llegada de Olive llenó de alegría la vida de Drew y su marido. "Estamos orgullosos de anunciar el nacimiento de nuestra hija, Olive Barrymore Kopelman, sana, feliz y bienvenida por toda la familia", informaron los felices papás a través de una nota enviada a la revista People. La nueva incorporación de la familia hará aún más feliz a Drew, que desde que se casó con Will Kopelman no puede ocultar lo bien que está junto a él. 

Criado en Nueva York, Will Kopelman trabajaba como comerciante y consultor de arte cuando conoció a Drew en 2011. La pareja contrajo matrimonio el 2 de junio de 2012 en Montecito, California, en una ceremonia judía a la que asistieron 190 invitados, entre ellos las actrices Cameron Díaz, compañera de Drew en Los ángeles de Charlie y amiga de Drew desde hace varios años, y Reese Witherspoon. Para su tercer matrimonio, la actriz de E.T. lució un vestido largo blanco en muselina plisada y organza de Chanel que marcaba su figura premamá, pues en ese momento estaba embarazada de Olive.

Más sobre: